Iglesias vascas proetarras



Esta imagen, tomada al mediodía de hoy 24 de diciembre de 2008, en la que se observa cómo una gran pancarta que exige amnistía y la libertad para los presos etarras luce flamente en la puerta de la donostiarra parroquia de San Vicente, situada en el centro de San Sebastián, demuestra de qué modo repugnante, un año más, celebra la Navidad la Iglesia vasca.
El obispo de la capital guipuzcoana, Juan María Uriarte, a quien en este vídeo podemos ver recordando cariñosamente a los terroristas encarcelados, ha tenido éxito en la transmisión de su mensaje infame: los amigos de los criminales utilizan las casas del Dios de los cristianos para hacer apología de la barbarie, para apoyar a la causa del terrorismo nacionalista y para solidarizarse con los asesinos de ETA.
Las fechas navideñas, con las que según la religión católica se recuerda el nacimiento de Jesucristo y a través de las que se desea transmitir a los seres humanos el mensaje de amor, justicia y de comprensión hacia las víctimas que el cristianismo ha legado a la historia de la Humanidad, son, de este modo, vulgar y obscenamente violadas por el Obispado vasco, que las interpreta del modo en que, antes José María Setién y ahora Juan María Uriarte, siempre lo han hecho: abrazando a los asesinos etarras, humillando a las víctimas, justificando a los verdugos, insultando a los perseguidos y posicionándose permanentemente al lado del poder nacionalterrorista.
Que su Dios les bendiga, porque a los ciudadanos demócratas nos dan, simplemente asco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...