Vascos que aprecian a los etarras

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), presidida por el juez Luis Javier Murgoitio, ha dictado una sentencia por la que se permite que los miembros de “Etxerat” -una asociación legal que aglutina a los familiares de los presos de ETA- exhiban fotografías de los reclusos etarras en las tres concentraciones convocadas para mañana viernes y los días 28 y 29 de este mes en la localidad guipuzcoana de Mondragón.

Los jueces consideran que aunque la jurisprudencia del Tribunal Supremo "da por indiscutido" que "la exhibición fotográfica" de etarras "puede constituir, en ocasiones y según el contexto", un elemento utilizado para ensalzar a los terroristas, "en este caso" no se ha argumentado "suficientemente" la relación entre esa "exhibición silenciosa" y la intención de enaltecer el terrorismo o de "menospreciar y denigrar a las víctimas". El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, ha señalado ya que esta decisión es una "tremenda equivocación" que “no tiene en cuenta el contexto social en el que nos movemos". (Escuchar entrevista al final del texto)

Curiosamente, el juez presidente de la Sala que ha tomado esta medida, Luis Javier Murgoitio, fue el mismo que, en su momento y en una primera instancia, absolvió al nacionalista Juan María Atutxa, cuando éste ocupaba el cargo de presidente del Parlamento vasco, por desobedecer una orden del Tribunal Supremo y no disolver el grupo parlamentario de Sozialista Abertzaleak (herededero de la ilegalizada Batasuna), cargo por el que, al final, acabaría condenado.

Esta decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que demuestra una vez más cómo sigue habiendo jueces y juzgados que indefectiblemente continúan aplicando la ley por su flanco más favorable a los victimarios, se produce, además, paralelamente en el tiempo a una moción vergonzosa aprobada por la mayoría nacionalista de las Juntas Generales de Gipuzkoa. Concretamente, esta cámara territorial, con el apoyo del PNV, Hamaikabat, Aralar, EB y Alternatiba, y la oposición de PSE y PP, rechaza la política de retirada de fotografías de etarras emprendida por el Gobierno de Patxi López, al considerar que ésta no tiene justificación legal y que "viola gravemente la libertad de expresión".

La juntera socialista guipuzcoana Lore Suárez, quien ha calificado esta propuesta nacionalista como la "moción de la vergüenza", ha señalado que si muchas personas tienen que ir a visitar a sus familiares a la cárcel, “muchas otras tienen que a verlos al cementerio”. Por su parte, la popular Regina Otaola se ha preguntó cómo puede ir en contra de la libertad de expresión quitar la foto de un "asesino" de una pared y ha felicitado al consejero de Interior vasco, Rodolfo Ares, por promover la retirada de imágenes y las pintadas proetarras.

De cualquier forma, ha sido Joseba Egibar, portavoz del PNV, quien, una vez más, ha explicitado de una forma excepcional el mundo irracional, totalitario y desquiciado en el que habitan los nacionalistas vascos. Este individuo, él mismo que en su momento definió a los terroristas etarras como unos “pobres chicos”, ha explicado en el Parlamento de Vitoria que “el terrorismo beneficia a los partidos constitucionalistas vascos” y, sin un ápice de vergüenza ni de dignidad, ha añadido que “PSOE y PP hacen un uso político de ETA.”


Información complementaria: Entrevista con Rodolfo Ares, consejero de Interior del Gobierno vasco, en Radio Euskadi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...