¿Para cuándo la ilegalización del sindicato proetarra LAB?


La detención de Rafa Díez, ex secretario general del sindicato proetarra LAB por formar parte del grupo de personas que trataba de reconstituir Batasuna a las órdenes de ETA, y el hecho de que esta iniciativa refundadora tuviera lugar en la sede de esta central sindical en San Sebastián, donde de hecho se encontraban reunidos los últimos detenidos y donde se produjo la intervención policial, pone sobre el tapete una pregunta crucial: ¿por qué un sindicato que forma parte del ilegal MLNV, que jamás ha condenado un atentado terrorista de ETA, que un día sí y otro también incide en acciones de humillación a las víctimas y que, además, como ha quedado acreditado en repetidas ocasiones, sirve eficazmente a la banda criminal, sigue siendo legal?.

LAB, además de cumplir fielmente con las directrices marcadas por los etarras, se ha convertido en el gran bastión laboral de los terroristas. Su presencia importante en el tejido industrial vasco, su capacidad para presionar, su permanente apuesta por la confrontación y su perversa utilización de la amenaza latente de ETA, convierten a esta organización en una eficacísima herramienta de infiltración de los proetarras en sectores claves de la sociedad democrática.

A pesar de su mayor o menor número de militantes, LAB no es más que una organización integrista extremadamente hábil para envolver las relaciones empresariales en un ambiente iracional e irreflexivo que fusiona, de una forma infame, las reivindicaciones de los trabajadores con los presuntos derechos de una patria inexistente y que, partiendo de una concepción absolutamente monopolística de Euskadi, afirma con total impunidad que para reclamar y reivindicar derechos laborales en este país hace falta ser nacionalista vasco, independentista vasco o, en su defecto, terrorista vasco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...