Encuestas secretas advierten a los nacionalistas vascos de su pérdida de influencia y poder en Euskadi


Varias encuestas secretas a las que ha tenido acceso este Blog del País Vasco revelan la fuerte pérdida de empuje que está sufriendo el nacionalismo político vasco en general y ponen de manifiesto la merma de liderazgo que padece el PNV desde que perdió la lehendakaritza. Según los sondeos, esta disminución global de influencia se debe a tres motivos fundamentales: la suave entrada de Patxi López en Ajuria Enea no ha servido, contrariamente a lo esperado en Sabin Etxea, para movilizar a los seguidores del PNV; las desafecciones, separaciones, rupturas y desacuerdos en el ámbito nacionalista están contribuyendo de un modo importante a la desmovilización de los ciudadanos ideológicamente situados en este marco; y, finalmente, la formación de Iñigo Urkullu está demostrando una absoluta incapacidad para vertebrar un discurso opositor efectivo al Gobierno socialista y está ofreciendo a la opinión pública la imagen de que la única alternativa ofrecida por este partido es alguien como… Juan José Ibarretxe.

Estos datos preocupan, y mucho, en la sede del PNV, especialmente si se tiene en cuenta que las próximas elecciones forales y municipales se encuentran a la vuelta de la esquina, electoralmente hablando. De hecho, y si esta situación no cambia y los acuerdos de Gobierno PSE-PP se extienden a otras instituciones del País Vasco, tal y como es la voluntad en los partidos constitucionalistas, los nacionalistas vascos podrían perder en los comicios de 2011 tres plazas claves para la implantación y expansión de su influencia política, social y económica: el Ayuntamiento de Bilbao y las Diputaciones forales de Vizcaya y Álava.

Como respuesta a esta situación, el PNV se ha propuesto volver a tomar las riendas del nacionalismo vasco, pendiente, en los últimos meses, de la apuesta soberanista lanzada por los proetarras liderados por Arnaldo Otegi, y, para ello, tiene muy avanzadas las conversaciones con Hamaikabat (formación desgajada de Eusko Alkartasuna) para trabajar en coalición. Josefa Egibar, presidente del PNV en Gipuzkoa, lo ha explicado muy claramente: “Queremos aglutinar la oferta nacionalista con el máximo de votos o de fuerzas”. Además, el PNV también se ha propuesto moderar el sesgo agreste e independentista que Juan José Ibarretxe utilizó hasta el final y desea abrir nuevas vías de diálogo con el PSE y el PP. De hecho, Iñigo Urkullu acaba de reunirse con Patxi López en un clima de “cordialidad”, según los nacionalistas, y, ayer mismo, el PNV mantuvo un encuentro con el PP. Egibar ha definido la cita como “una reunión más que correcta. Las relaciones han mejorado. Han pasado de no existir a existir”.

2 comentarios:

  1. Yo creo que además de coaligarse según puedan con EA, no van a dejar de intentar el coger votos a batasuna, es decir, no veo tan clara una derrota nacionalista, la verdad sea dicha.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, Ogro. Yo tampoco veo tan clara la derrota nacionalista, sobre todo porque sigo pensando que lo "políticamente correcto" en Euskadi sigue siendo el voto independentista. Pero, en fin, los estudios de opinión que me han enseñado sí que parecen señalar lo que comentamos en el post.

    Un saludo,

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...