Casi el 30% de los jóvenes vascos son consumidores habituales de hachís


El “ararteko”, el Defensor del Pueblo del País Vasco, ha elaborado un informe extraordinario en el que analiza el papel de las instituciones vascas con respecto a los consumos de droga entre los adolescentes de Euskadi.

Las conclusiones de Iñigo Lamarca, el “ararteko”, son, cuando menos, sumamente preocupantes. Entre los escolares de la Comunidad Autónoma del País Vasco, un 28% fuma, aunque el mayor porcentaje de fumadores (7,5%) afirma que consume entre 1 y 5 cigarrillos diarios. El 40,5% de la juventud ha probado alcohol 40 o más veces a lo largo de su vida. Un 24,8% ha seguido haciéndolo con la misma frecuencia durante el último año y un 3,4% consume a diario, ya que ha ingerido alcohol 40 o más veces a lo largo del último mes. El 44,5% ha probado el hachís a lo largo de su vida, el 35,5% a lo largo del último año y el 26% en el último mes. De entre las personas habituadas (último mes), un 8,2% podría ser considerada consumidora de riesgo de cannabis. La droga ilegal que ocupa el segundo lugar en la experimentación es la cocaína, seguida de las anfetaminas.

En su informe, el Ararteko, con estos datos, analiza cuáles están siendo las respuestas que las instituciones ofrecen a esta realidad y con qué resultados, indaga en lo que opinan los diferentes agentes relacionados con la cuestión e intenta definir cuáles son las líneas de actuación que hay que reforzar.

El cuadro que el informe ofrece puede parecer, a primera vista, contradictorio: existe una gran implicación de las instituciones (entes locales, centros escolares, etc.), con numerosos programas e iniciativas dirigidas a la población adolescente con el objetivo de reducir sus consumos de drogas o, al menos, los riesgos asociados a ellos; y, sin embargo, los consumos y las prácticas de riesgo se mantienen año tras año e, incluso, a veces aumentan en determinadas edades o respecto a determinadas sustancias.

El Defensor del Pueblo vasco también explica en su informe que, aunque es cierto que la mayoría de la población escolar experimenta en algún momento con drogas (especialmente con el tabaco, el alcohol o el cannabis), resulta igualmente cierto que no continúa consumiéndolas de forma periódica a lo largo del tiempo. “Es importante, por lo tanto, que diferenciemos entre consumos esporádicos, consumos habituales, consumos de grave riesgo y dependencia Afortunadamente, una buena parte de la población adolescente o no consume o practica un consumo esporádico, asociado muchas veces a su propio proceso evolutivo, a modo de experimentación o como una forma de integración en el grupo de iguales. Esto no significa que vaya a ser en el futuro una persona drogodependiente.”

Lea el informe íntegro del Defensor del Pueblo vasco sobre el consumo de droga en los jóvenes vascos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...