El Gobierno allana el camino de las conversaciones deteniendo al sector etarra contrario a cualquier tipo de acuerdo



Apenas unos días después de que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fuera acusado nuevamente de estar negociando con la ilegalizada Batasuna una salida dialogada al terrorismo etarra, las Fuerzas de Seguridad francesas, en directa colaboración con los servicios de información de la Guardia Civil y el CNI, han detenido esta noche en la localidad gala de Bayona a Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias 'Ata', considerado el máximo responsable del aparato militar de ETA y encuadrado en el sector más duro y fanatizado de la organización criminal. Además de Carrera Sarobe, han sido arrestados otros dos presuntos etarras, identificados como Maite Aranalde y Arkaiz Aguirregabiria. Este último ocuparía una alta responsabilidad en el aparato militar de la banda terrorista ETA, dirigiendo el subaparato dedicado al adiestraimento de nuevos militantes. Por su parte, en la localidad de Urrugne fue detenido un colaborador identificado como Benoitz Aramendi

Presuntamente, Carrera Sarobe fue el encargado de enviar los 1.500 kilos de explosivos a la base de la banda que fue desarticulada en Óbidos (Portugal). Para esta misión de establecerse en Portugal, Carrera contaba con al menos cuatro etarras, Iratxe Yáñez y Garikoitz García, quienes fueron detenidos tras interceptar su furgoneta en Zamora, y Oier Gómez y Andoni Zengotitabengoa, quienes huyeron de la base de Óbidos antes de ser desmantelada aunque Zengotitabengoa fue arrestado el 12 de marzo en el aeropuerto de Lisboa cuando trataba de coger un avión con destino a Caracas (Venezuela).
Arnaldo Otegui, líder de la ilegalizada Batasuna actualmente encarcelado en Logroño, y representante, dentro del mundo proetarra, de la línea más posibilista y tendente a poner fin a la violencia terrorista, ya había señalado que a ETA solamente le quedaba una alternativa: "O suicidarse o... sumarse a la procesión". Pues bien, entre los que apostaban por seguir matando, se encontraba Carrera Sarobe. Hace unos días, en Euskadi Información Global dábamos noticia de lo avanzadas que se encontraban las negociaciones entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, representado para estas cuestiones por Jesús Eguiguren, y destacados líderes de la autodenominada "izquierda abertzale" para avanzar en un proceso de finalización de la violencia que giraría alrededor de una idea principal: el intercambio de paz por procesos. El propio Eguiguren definió a la perfección el contenido de sus contactos: "Será necesario hablar de las heridas que ha dejado la violencia en el País Vasco todos estos años (...) Estaríamos más en un esquema de reintegración social, política, de conciliación y convivencia".

Ahora, con esta sexta desarticulación de la cúpula militar de la banda terorista, se quiere dar un último y definitivo empuje al mundo proetarra que apuesta por abandonar la violencia. El problema estriba en los "otros empujones" que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero también está dispuesto a dar para facilitar este proceso.

1 comentario:

  1. Zapo busca un acuerdo con una parte del entramado etarra. Con todo el entramado es imposible, busca un acuerdo vía excarcelación adelantada con toda seguridad, con esa parte más dispuesta a ceder.

    Y esto piensa venderlo como la "derrota de ETA", mentira gorda y soez, y que en realidad será una patada en la boca a las víctimas del terrorismo y a cualquer noción de Justicia.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...