El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero espera un alto el fuego de ETA para el próximo mes de julio


EIG. Raúl González Zorrilla. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero confía en que la banda terrorista ETA declarará una tregua unilateral y sin condiciones el próximo mes de julio. Así lo ha podido saber Euskadi Información Global de fuentes habitualmente bien informadas de los resultados de las permanentes tomas de contacto que los socialistas, a través de Jesús Eguiguren, mantienen con miembros destacados de la ilegalizada Batasuna.

Estas mismas fuentes explican que son varios los factores sobre los que se asienta esta convicción gubernamental: la presunta apuesta de una mayoría de la autodenominada “izquierda abertzale” por las vías políticas; la constatación de que entre una parte importante de los presos etarras está cundiendo la idea de que ha llegado el momento de abandonar la violencia terrorista; el actual estado de debilidad al que la presión policial ha llevado a ETA en los últimos meses, y la interiorización, en amplios sectores independentistas, de que su supervivencia es prácticamente imposible si continúan ilegalizados políticamente.

Tras el atentado en la terminal T4 del aeropuerto de Barajas, cometido por la banda terrorista ETA el 30 de diciembre de 2006 y en el que murieron Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, José Luis Rodríguez Zapatero ordenó que “todos los mecanismos del Estado se pusieran en marcha para terminar con los criminales”. En aquel momento, el presidente que durante meses había humillado, vejado y mancillado el ordenamiento constitucional español para mantener viva una negociación política mendaz con los asesinos, se sintió traicionado y engañado, y, por una vez en su vida política, actuó en consecuencia. Los resultados policiales no se hicieron esperar y, desde entonces, la cúpula militar de la organización terrorista ha sido desarticulada en tres ocasiones y han sido varias decenas de criminales los detenidos por las fuerzas de seguridad, tanto españolas como francesas.

Durante este tiempo, y paralelamente, el Gobierno ha tratado de potenciar y de reforzar las tendencias más posibilistas dentro de la ilegalizada Batasuna, alentando una declaración de condena explícita del terrorismo por parte de la “izquierda abertzale”. De este modo, y ejerciendo presiones más o menos sonrojantes sobre diferentes aparatos del Estado, judicatura, fiscalía y prisiones, especialmente, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero cocinó en su momento el no encarcelamiento de Rufino Echevarria (un “duro” reconvertido a las tesis más pactistas) para que éste tratara de encauzar "el proceso" en el entorno proetarra. Del mismo modo, y con los mismos objetivos, durante los últimas semanas el Gobierno ha facilitado la liberación del ex secretario general del sindicato LAB, Rafa Díez, y ha hecho posible el traslado a cárceles próximas al País Vasco de los presos de ETA más veteranos, a los que la prisión "ha convencido" para que se sumen a las tesis que buscan poner fin al horror criminal. Además, el Ejecutivo está buscando todo tipo de vericuetos para flexibilizar el régimen peninteciario de Arnaldo Otegi, que hace unos días fue trasladado a San Sebastián por el "complicado" estado de salud en el que, al parecer, se encuentra su padre, y que acaba de ser trasladado a la próxima prisión de Logroño con un permiso indefinido.

Según ha podido saber Euskadi Información Global, el Gobierno está haciendo llegar al entorno de la banda terrorista, y especialmente a los familiares de los presos con mayores condenas, la idea de que aún permanece abierta la opción de que los etarras obtengan tratos de favor en sus condenas, siempre que la banda terrorista proclame un alto el fuego indefinido y sin condiciones.

En orden a los datos que maneja el Gobierno, la situación actual interna de ETA es radicalmente incongruente, ya que, a tenor de los análisis del Ejecutivo, una mayoría entre los etarras actualmente en la dirección de la banda terrorista estaría a favor de abandonar las armas, aunque, como suele ocurrir en este tipo de organizaciones, quienes acaban imponiendo sus tesis son los elementos más violentos y fanatizados. En este sentido, los temores oficiales pasan también por el hecho de que, como ya ocurriera tras el alto el fuego del IRA, pudiera surgir una facción de ETA opuesta al proceso de paz y empeñada en seguir cometiendo atentados. Ciertamente, hay terroristas, presos de ETA y familiares de los criminales que apuestan por continuar asesinando y extorsionando, cuanto más, mejor. En este sentido, la esperanza del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pasa por el hecho de que las corrientes asamblearias en las que se mueven tanto la banda terrorista ETA como los proetarras apuesten, definitivamente, por las vías políticas, en un proceso decisorio que, según los datos que se manejan y que ha conocido Euskadi Información Global, podría estar listo para el próximo mes de julio y que podría concluir con una declaración de alto el fuego definitivo por parte de los terroristas.

Hay que tener en cuenta que, en estos momentos, una noticia de este tipo sería un auténtico regalo para un Gobierno socialista que se encuentra contra las cuerdas por su absoluta incompetencia para luchar contra la crisis económica, por su falta de recursos para disminuir los casi cinco millones de parados que hay actualmente en España, por su nula de visión de Estado y por su carácter radicalmente anómico a la hora de defender los principios y valores del ordenamiento democrático. Todo esto, además, apenas unos meses antes de las elecciones municipales que tendrán lugar el 29 de mayo de 2011 y que bien podrían hacerse coincidir con unas elecciones generales adelantadas.

4 comentarios:

  1. Estaba claro que se venía encima algo de este pelo. Zapo no puede jugar la carta económica, por fin se sabe el porque de la situación de De Juan, Ternera y otros dirigentes terroristas.

    Se avecina la "pá" versión 2. Al principio nos venderán la tregua como unilateral, pero no dudo hay o habrá negociaciones.

    Y durante esas negociaciones, ETA como siempre se rearmará y se reestructurará, con la venia y bendición de zapatero el traidor. Al tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Estos están empeñados en pasar a la historia como los pacificadores del País Vasco, aunque para ello tengan que dejar atrás cuestiones como la justicia o la dignidad de las víctimas.

    ResponderEliminar
  3. Las típicas informaciones del PP para boicotear la búsqueda de la paz.

    ResponderEliminar
  4. ¿No tenéis otra cosa de la que escribir?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...