Militares denuncian la falta de apoyo de las instituciones a la labor de las Fuerzas Armadas en el País Vasco


La Asociación Unificada de Militares Españoles, AUME, ha denunciado la "falta de sensibilidad" de los mandos y la ausencia de apoyo institucional ante la "gran presión" que sufren los militares destinados en Euskadi y sus familias, no pudiendo llevar una "vida social normal" por la amenaza de ETA. El presidente y el secretario general de AUME, Jorge Bravo y Mariano Casado, respectivamente, comparecieron hace unos días en Bilbao para presentar la entidad en el País Vasco y denunciar los problemas especiales que deben afrontar los militares aquí destinados por las "condiciones singulares" fruto de la amenaza de ETA.

Según han resaltado, "en el País Vasco existe una carencia de derechos que es distinta a la que tiene el resto de militares destinados en otras zonas", como la libertad de movimientos o la posibilidad de "definirse" como integrantes de las Fuerzas Armadas. Por ello, han puesto de relieve que el personal del Ejército en Euskadi se encuentra sometido a una "gran presión, no sólo de trabajo, sino de vida", que afecta también a sus familias, puesto que "no pueden tener una vida social normal" y "no se pueden expresar como militares ni dar a conocer su identidad ni el trabajo que están realizando".

La situación se ve agravada por la falta de "apoyo institucional claro y rotundo, con medios y presupuesto" para ayudar a los militares a instalarse en Euskadi, en cuestiones tales como encontrar una vivienda o un colegio para los hijos. Para solventar esta situación, han reclamado la puesta en marcha de un servicio de atención a las familias, que además ofrezca ayuda a los hogares de los militares cuando éstos se ausentan por maniobras o misiones internacionales, puesto que en esos momentos "no tienen ningún recurso" para, por ejemplo, afrontar una enfermedad, al tener a sus familiares y amistades lejos. "Las familias de los militares no pueden tener una relación ordinaria con su entorno más próximo", se afirma desde la AUME.

Adicionalmente, AUME ha reclamado apoyo institucional para que los militares puedan aprender euskera, un aspecto que consideran "muy necesario" de cara a mejorar su "socialización". También han denunciado que el complemento retributivo que perciben los militares por estar destinados en el País Vasco se anula por causas "subjetivas", como ser sancionado o pedir la conciliación de la vida laboral y familiar. En esta línea, han reclamado que estar destinado en Euskadi tenga mayor reconocimiento interno dentro del Ejército, como ocurre en otros cuerpos, a la hora de poder pedir traslados o vacaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...