EL PNV podría estar espiando al Gobierno de Patxi López a través programas informáticos insertados secreta e ilegalmente en los ordenadores oficiales

Información complementaria: "Ertzainas espías informaron al PNV sobre actividades privadas comprometedoras de destacadas personalidades vascas no nacionalistas"

Antton Zubiaurre, el espía del PNV, deja abierto el teléfono con un periodista de "El Correo" en la línea. Esta es la conversación


Al PNV siempre le han fascinado los espías. A lo largo de sus más de cien años de historia, la máquina de poder que siempre quiso ser el partido nacionalista hegemónico en Euskadi ha utilizado con profusión a confidentes e informadores con los que, en su momento, trató de ganarse la simpatía de países y movimientos que, según los herederos de Sabino Arana, podían ser interesantes como “alíados”. Así, el PNV intentó pactos con el movimiento nazi, firmó acuerdos con la CIA y estableció una línea fluida de intercambio y colaboración con los servicios secretos de Israel.

Pero donde más ha utilizado el PNV a sus informantes ha sido dentro del propio País Vasco. Si en su momento, el exlehendakari Carlos Garaikoetxea ya denunció escuchas ilegales diseñadas por una oscura unidad de la Ertzaintza que obedecía, exclusivamente, órdenes del PNV, los primeros años noventa del pasado siglo, cuando el Ejecutivo autónomo se sostenía en base a gobiernos de coalición entre el PNV y el PSE, fueron tiempos de abundante trabajo para los topos nacionalistas. De hecho, socialistas vascos de entonces como Nicolás Redondo Terreros, Ramón Jáuregui, Rosa Díez (hoy presidenta de UPyD) o José Ramón Recalde (herido gravemente en un atentado etarra en el año 2000) conocen bien lo que era trabajar en los diferentes departamentos de un Gobierno, liderado entonces por José Antonio Ardanza, en el que los papeles, las órdenes, las documentaciones y los materiales legislativos de las carteras en manos de los socialistas siempre desaparecían, se perdían, acababan en destinos equivocados o, simplemente, se evaporaban. Tanto fue así que José Ramón Recalde, consejero de Educación entre 1988 y 1991, tuvo que solicitar una reunión con Ardanza para pedirle algo muy sencillo: “Por favor, lehendakari, intente que los papeles de mi departamento no vuelvan a traspapelarse”.

Hoy sabemos que un juzgado de Bilbao mantiene cargos contra el ex director de Sprilur (la más importante sociedad pública del Gobierno vasco, dedicada a la gestión de suelos industriales), Antton Zubiaurre, tras ser detenido éste hace unos días en su domicilio de Mendaro (Guipúzcoa). Zubiaurre, acérrimo militante peneuvista y responsable de Sprilur entre 1999 y 2007, prácticamente durante toda la etapa de Juan José Ibarretxe como lehendakari, se acogió a su derecho a no declarar ante la autoridad judicial y fue puesto en libertad con cargos. Está acusado de participar en una red que supuestamente habría pirateado los ordenadores de la SPRI con la finalidad de acceder de forma ilegal al contenido de los equipos informáticos y controlar la información de los correos electrónicos.

La detención de Zubiaurre se produjo tras la denuncia por supuesto espionaje industrial interpuesta a comienzos de este año por la propia Sprilur, donde habían detectado que una o varias personas estaban accediendo a sus correos electrónicos sin autorización y utilizando la información obtenida. Al parecer, la actividad de espionaje se llevaba a cabo desde fuera de las dependencias de la SPRI, después de manipular los equipos informáticos de los altos cargos de Industria, renovados desde la llegada de los socialistas al Gobierno en mayo del año pasado.

De hecho, la creencia de que a través de la infiltración de un virus informático espía en los ordenadores de la Spri, presuntos miembros del PNV pudieran estar accediendo a información confidencial del Departamento de Industria del Gobierno vasco, cada vez está cobrando más fuerza entre algunos miembros del Ejecutivo de Patxi López, que han explicado lo siguiente: “No es descartable que hayan podido utilizar la información que obtenían para intentar hacer algún negocio, pero estamos convencidos de que vigilaban la actuación del Gobierno”. Al parecer, entre los equipos que eran monitorizados desde el exterior se encontraba el del propio director del grupo Spri, Tomás Orbea, por cuyo correo electrónico pasa no sólo información de la sociedad pública sino también “muchos datos relativos a lo que se aborda en el consejo de dirección del Departamento de Industria, órgano al que pertenece.”

Según publica el diario “El Correo”, una de las inquietudes que existe en estos momentos en el seno del Gobierno Vasco es la de discernir si están ante un hecho aislado, que afecta únicamente a la sede y la dirección del grupo Spri o se encuentran ante un fenómeno de espionaje de mayor calado. De momento, apuntan, “no hay razones para pensar que estamos ante una actuación generalizada, pero habrá que esperar a que la Ertzaintza concluya su trabajo y a que la jueza levante el secreto del sumario para conocer exactamente la dimensión del problema”. Algunas fuentes que desean permanecer en el anonimato aseguran que en el Departamento de Interior y en el Departamento de Sanidad, se hallarán, con toda probabilidad, los mismos o muy similares sistemas de espionaje.

Antton Zubiaurre, el espía del PNV, deja abierto el teléfono con un periodista de "El Correo" en la línea. Esta es la conversación



Información complementaria: "Ertzainas espías informaron al PNV sobre actividades privadas comprometedoras de destacadas personalidades vascas no nacionalistas"

2 comentarios:

  1. Me parece una noticia de extraordinaria gravedad. Solo en lo legal y con la LOPD (protección de datos) en la mano, más de uno tiraría millas hacia la carcel.

    Luego en lo político la cosa también creo tendría unas consecuencias devastadoras, si los medios hacen su parte claro, porque a estas alturas, en pocos periodistas tengo confianza.

    ResponderEliminar
  2. Lo que no entiendo es que esta noticia no esté saliendo en todos los telediarios y tertulias, tiene de todo, misterio, humor (lo del teléfono descolgado es de troncharte...), sexo... como para hacer una peli. Santiago Segura sería perfecto como Antton Zubiaurre.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...