El PSE, a través de Jesús Eguiguren, comienza su ofensiva para crear un clima propicio a favor de las medidas de reinserción para los presos etarras



Como ya publicamos en Euskadi Información Global a comienzos del pasado mes de mayo, en un futuro próximo la práctica totalidad de los reclusos etarras podría estar en libertad si la organización criminal acepta la propuesta que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a través de Jesús Eguiguren, ha hecho llegar al colectivo de presos y que, a cambio de un cese definitivo de la violencia, contempla la puesta en marcha de un proceso de reinserción social que se extendería a la mayor parte de los terroristas. El propio Jesús Eguiguren, en un documento de uso interno al que ha tenido acceso el diario El Correo, reflexiona sobre este tema y señala que hay que comenzar a hablar sobre los presos de la banda terrorista y sobre la posible legalización de Batasuna. “Por dos motivos, porque la evolución en el seno de la izquierda abertzale no es irreversible y se ayuda más incentivando que manteniéndose pasivo y porque, aunque no compartamos la teoría del conflicto y los análisis de la izquierda abertzale, hay unas realidades que no debemos olvidar: el número de presos, el de detenidos, el de familiares o amigos afectados, las adhesiones que se mantienen a la causa, el rechazo frontal del sistema que está detrás de todo esto. Es un problema de unas raíces y unas dimensiones que seguro es imposible afrontar desde la mera inacción”.

El presidente del PSE, en este documento, también especula sobre cómo será el final de ETA y el desmarque de la izquierda abertzale, y explica que “habrá que hablar de qué vamos a hacer desde las instituciones, si ellos rechazan el terrorismo o ETA decide parar. Y eso, hoy significa hablar de compromisos para la vuelta a la legalidad y a las instituciones de la izquierda abertzale, significa hablar de políticas penitenciarias y de reinserción social, y otras tantas cuestiones que todos tenemos en mente y pueden inclinar la balanza a favor de la paz. "

Jesús Eguiguren, en lo que hace referencia al mantenimiento de contactos con el mundo proetarra, opera con delegación absoluta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su labor es independiente de la acción de Gobierno del lehendakari Patxi López. De hecho, y según fuentes de instituciones penitenciarias a las que ha tenido acceso Euskadi Información Global, el colectivo de presos de ETA en las cárceles españolas ya está manejando un ofrecimiento de redención de penas que, en el caso de que ETA abandonara las armas, incluiría la puesta en libertad casi inmediata de aquellos terroristas que no tienen delitos de sangre. A partir de ese punto, se diseña una estructura piramidal de excarcelaciones en la que se contempla una condonación gradual de las condenas que sería inversamente proporcional a la gravedad de las sentencias recibidas. Es decir, a mayor condena, mayor lentitud en el proceso de salida de prisión, pero teniendo siempre en cuenta que incluso los asesinos con más muertes a sus espaldas podrían verse en la calle en un plazo de tiempo no superior a los cinco años. De hecho, para los etarras condenados por los tribunales siguiendo lo que se conoce como “doctrina Parot”, que actualmente tienen perspectivas de prisión para varias décadas, los negociadores del Ejecutivo habrían diseñado una salida alternativa en forma de expulsiones, deportaciones y destierros a diferentes países sudamericanos.

Las fuentes que han transmitido a Euskadi Información Global estos datos revelan también que el propio colectivo de presos etarras en las cárceles españolas ha realizado ya una estimación de futuro de cómo pueden ir las cosas y ha calculado que apenas el 5% de los terroristas en prisión rechazaría de plano estas medidas de gracia y apoyaría que ETA continuara con su actividad criminal. Las mismas fuentes aseguran que entre los presos de ETA que conocen esta propuesta, fruto de los continuos contactos y encuentros entre miembros de los socialistas vascos y destacados representantes de la ilegalizada Batasuna, reina un gran optimismo que, hasta ahora, nunca había sido tan evidente. Tanto es así que algunos reclusos aseguran que, definitivamente, este año se acabará todo, asumiendo que la puesta en marcha de este proceso de excarcelaciones graduales podría comenzar a producirse tras las elecciones municipales del mes de mayo de 2011.


Editorial: La aberración ética de la paz por presos

Toda la información sobre los contactos Gobierno-ETA

Respuesta de las Víctimas del Terrorismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...