La Fiscalía de Guipúzcoa hace el ridículo, demuestra su ignorancia y trata de investigar si Google vulneró la ley con “Street View”


Durante la toma de datos en espacios públicos a través de coches equipados con cámaras multidireccionales y tecnología wi-fi para su servicio “Street View”, Google obtuvo datos de algunos usuarios de estas redes. La obtención de este información, sin ninguna relevancia para la privacidad de los ciudadanos, puede considerarse un delito según el actual Código Penal y, de hecho, fue el propio Google quien reconoció en su blog corporativo una infracción que, de cualquier otra manera, hubiera pasado absolutamente inadvertida. Pues bien, tras una denuncia ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional de la organización de consumidores Facua, será la Fiscalía de Guipúzcoa, que cuenta con uno de los doce fiscales especializados en delincuencia informática en España, la que investigará estos hechos en coordinación con el Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

El decreto con el que el Ministerio Público pone en marcha esta investigación explica que la ciudad de San Sebastián se encuentra “parcialmente recogida” en el servicio “Street View” de Google, cuyos vehículos de captación de datos “están dotados de equipamiento informático y de comunicaciones inalámbricas bajo protocolo wi-fi”. El documento indica también que, presuntamente, “con estos medios” Google recopiló “datos de las comunicaciones telemáticas” de particulares “en sus domicilios y negocios, cuando utilizaban los dispositivos de conexión conocidos como “routers inalámbricos” que permiten acceder a internet por medio de tecnología wi-fi.

El escrito concreta que los datos captados por Google incluirían “el nombre de la red inalámbrica particular, las direcciones IP asignadas por los operadores de telecomunicaciones a los “routers” de los abonados, las direcciones MAC, que identifican de forma unívoca un dispositivo apto para conectarse a Internet e incluso paquetes de datos enviados por los usuarios, como correos electrónicos y contraseñas”.

Hasta aquí, la información básica de la denuncia de la Fiscalía ya que, a partir de este punto, el texto del órgano judicial comienza a desbarra afirmando datos y realizando valoraciones que no son ciertas y que, además, resultan absolutamente irrelevantes. El fiscal explica que el buscador de Google “tiene más del 90% de cuota de mercado en España” y que “su principal fuente de financiación” es la “publicidad inteligente”, mediante “anuncios orientados según el contenido de las búsquedas realizadas” (¿?) por sus usuarios y que se presentan “a través de búsquedas patrocinadas o por medio de anuncios incrustados en páginas webs afiliadas al sistema”. Por si todo esto fuera poco, la Fiscalía se introduce en complejos análisis de comunicación publicitaria, y afirma, sin miedo a la ignorancia, que de esta manera, “la publicidad resulta más útil y es considerada menos intrusiva por los internautas”.

Con esta afirmaciones, lo que la Fiscalía trata de establecer, haciendo el más absoluto de los ridículos, es que, con su involuntaria recogida de datos wi-fi de particulares, Google va a tratar, posteriormente, de mejorar los servicios de lo que el Fiscal denomina “publicidad inteligente” La publicidad contextual a la que se refiere la Fiscalía en su documento, que en el caso de Google se denomina “Adsense”, es la que pueden ver ustedes en estas páginas y que, en general, no se ofrece a los internautas tanto por lo que éstos buscan sino por los contenidos que se incluyen en el sitio web en cuestión. Es decir, en una web dedicada a la alimentación, aparecerán más anuncios relacionados con temas de gastronomía y un blog dedicado al automovilismo se incrustarán, automáticamente, más banners vinculados a la venta de coches.

Para todo esto, Google no necesita, en absoluto, los datos de las redes wi-fi de nadie. El conocimiento que Google tiene de los gustos, de las aficiones, de los intereses, de las devociones y de las filias de los usuarios es enorme, sobre todo, porque somos nosotros quienes, todos los días y de un modo intenso, utilizamos una herramienta tecnológica magnífica, que ha cambiado nuestro mundo, y a la que confiamos nuestros deseos, nuestras expectativas, nuestras preocupaciones, nuestras emociones, nuestras ambiciones e, incluso, las inquietudes sobre nuestro estado de salud. Google no necesita robarnos datos secretos. Se los damos gustosamente. Por esto, que una Fiscalía como la de Guipuzcoa, en un territorio donde durante décadas se ha vitoreado públicamente a los terroristas en la calle o donde el Diputado General coloca impunemente placas insultantes contra el ordenamiento democrático que le mantiene en el cargo, se preocupe por el “Street View” es como para echarse a reír… por no llorar, de pena. Por cierto, ¿por qué no actúa la Fiscalía de Guipúzcoa, con igual celeridad, contra un sinvergüenza como el proetarra Tasio Erkizia, que acaba de decir públicamente que hoy existen más razones que nunca a favor de la "lucha armada"?

Por otro lado, y si la Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene tanto interés en investigar asuntos extraños en la Red, haría bien en indagar sobre quién es el responsable de la web www.audiencianacional.es y sobre las razones por las que un particular tiene en su poder este dominio que debería ser de todos los españoles. Ya que no puede ser que la dirección www.audiencianacional.es corresponda realmente a la Audiencia Nacional: el sitio incluye “publicidad inteligente”. De Google.

2 comentarios:

  1. Buenos días,

    Muy buen artículo, solo te equivocas en una cosa. Adsense utiliza desde el año pasado información de las últimas búsquedas realizadas por el usuario para mostrar anuncios. Guarda la información en una cookie en tu ordenador y en el de todos los que veamos cualquier página con Adsense entre sus líneas. Por ello, el año pasado se obligó a todos los usuarios de adsense a incluir una política de privacidad diciendo esto visible desde la página inicial del dominio. Le llaman publicidad basada en intereses.

    solo es una puntualizacion.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jose, por la puntualización.

    Ahora recuerdo lo de la publicidad basada en intereses, pero, en fin, creo que la tesis final no cambia: la Fiscalía que pagamos todos tiene cosas mucho más urgentes a las que dedicarse, sobre todo en Guipúzcoa.

    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...