De cómo el doctor Josep Serra T. habló en castellano delante de un madrileño recién infartado y de cómo el enfermo ha de dar las gracias por ello


Euskadi Información Global. Raúl González Zorrilla. Bilbao. La revista XL Semanal, suplemento dominical de los periódicos del Grupo Vocento, publicaba hace unos días la carta de un lector que refleja a la perfección cómo la presión nacionalista, la mendacidad independentista y las mentiras identitarias han calado en la población hasta el punto de convertir lo aberrante en normalidad y el absurdo en forma habitual de convivencia.

La misiva, firmada por Josep Serra T., un médico de atención primaria catalán, expone cómo una noche se encontraba atendiendo a un “señor de Madrid” que acababa de sufrir un infarto cuando el paciente, en el momento en que era tratado, “hizo un inciso, obviamente con voz entrecortada, solicitando con educación que en nuestras interlocuciones técnicas (del doctor con su enfermera) usáramos el castellano”.

Josep Serra T, en su carta, sigue explicando que le resultó “curioso” que alguien reclamara su derecho a comprender “lo que de su corazón hablamos mi enfermera y yo”. Y añade: “El hecho es que no dudamos ni un segundo en cambiar nuestras locuciones, aunque nos produjera cierta extrañeza. Luego, al terminar nuestra asistencia, le comenté a mi compañera: ‘Fíjate, me daré por satisfecho si después de esto este señor de Alcalá de Henares comenta al llegar a Madrid: Lo del extremismo lingüístico en la calle es una burda falacia politizada en Cataluña., doy fe. Y concluye diciendo el galeno: “Aquí todavía nos entendemos todos, afortunadamente. Ojalá lo cuente. Ojalá.”

Un hombre sufre un infarto en Cataluña y, con voz apenas audible, tiene que pedir a los médicos que le atienden que, por favor, hablen en castellano

Lo más llamativo de este caso no es solamente la absoluta incapacidad del médico para entender que son él y su enfermera quienes, por defecto, deben hablar siempre en castellano, pues es éste el único idioma que tanto médicos como pacientes españoles tienen obligación constitucional de conocer. Lo más escandaloso de esta situación es la miserable condescendencia, la torpe benevolencia y el consentimiento pretencioso con el que el médico afirma haber cedido a las lógicas pretensiones de un ciudadano español, recién infartado, que, víctima de lo inadmisible, ha de pedir, “con voz entrecortada”, que los facultativos que le atienden le hablen en castellano… en Cataluña.

Lo que resulta absolutamente indecente de esta situación es que una lengua residual y puramente anecdótica como el catalán, cuyo uso se ha extendido por decreto y sanción de una burguesía secesionista que lo único que busca es mantener sus cuotas de poder local y por el consentimiento de una izquierda ignorante que equipara nacionalismo con progreso, se imponga al español, segundo idioma más hablado en el mundo, en… el propio territorio de España. ¿Se imaginan a un ciudadano parisino, recién infartado, pidiendo que, por favor, le hablen, ¡en francés!, en Burdeos o en Marsella? ¿Alguien puede creer que un vecino de Washington deba pedir que médicos y enfermeras le hablen en inglés en, por ejemplo, Los Ángeles?

Esta es la España que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero ha construido aliándose de una forma indecente con las formaciones políticas “nacional-progresistas” más incendiarias, radicales, ignorantes y fanatizadas de la Unión Europea. Una nación carente de referentes, éticamente enferma, huérfana de un mínimo de cohesión, desprovista de identidad, repleta de iletrados que piensan que farfullar un dialecto es poco menos que un derecho universal y atiborrada de indoctos que, una y otra vez, apuestan por situar los intereses patrioteros e identitarios de unos pocos por encima de los valores democráticos de todos.

Ojalá alguien le cuente a Josep Serra T. todo esto. Ojalá.

Artículo complementario: "España, en los límites de la democracia"

3 comentarios:

  1. Lo peor es constatar día a día como el PP se ha subido en ese carro en lugar de combatirlo: tanto en Cataluña como en Galicia por ejemplo.

    Y es que siguen empeñados en encamarse de nuevo con CiU, con PNV y con el porquero mayor si hace falta con tal de llegar al poder. Les importa 3 huevos todo.

    ResponderEliminar
  2. Deberiamos juntarnos todos, y abolir todos los idiomas incluido el castellano, para quedarnos con el esperanto. Asi no pasarian estas cosas.

    ResponderEliminar
  3. El medico tiene todo el derecho del mundo a hablar en catalan con la enfermera, es decir su ayudante, pero luego, deberia informar al señor enfermo, en castellano, mas haun sabiendo de antemano que el señor era de Madrid, tendria que haberle atendido en castellano como es su obligacion. Cuando un español va a Londres, sufre un infarto, lo logico es que le atiendan en ingles, pero luego puede informarle de su situacion una persona adecuada y decirselo en castellano. Ocurre en hoteles, cruceros etc. Por una parte el medico, ha hecho bien en hablar con su enfermera en catalan, lo que tendria que haber hecho a continuacion era informar al paciente en castellano sin que se lo pidiera o al menos a los familiares que es lo que se hace cuando la situacion es mala, pero lo que ha hecho mal es darse meritos por haber hablado castellano en tales circustancias, es desonroso la verdad.

    Al que escrivio este texto le digo esto: Si en madrid se habla castellano, ¿por queno catalan en barcelona? Si en tokio se habla japones, ¿por que no euskera en San Sebastian? Si en New York se habla ingles, ¿por que no galego en Lugo? No olviden que estas lenguas, sobre todo el euskera son nativas en sus tierras y forman parte del caracter cultural de estos pueblos, no obstante, buestra negacion de dichas naciones y vuestra irrealidad social, os impide ver con buenos ojos que la gente tenga como suya otro idioma que no es el castellano viviendo en españa, olvidando ustedes que españa es la unificacion de reinos que en su dia fueron haun mas divididos naciones con sus lenguas y leyes y que es españa lo que es por las conquistas sobre otras tierras. Como usted bien a argumentado, el castellano es de las lenguas mas hbaldas del mundo y todavia se enorgullezeran de la forma en la que el castellano se expandio por toda sudamerica y centro america, mediante guerras, santas y no tan santas, genocidios y exclavismos. No de forma tan cruel pero si de parecida llego el castellano a las tierras de los vascos, donde los ultimos monolingues del vascuence moriran ya pronto. Se quejan ustedes de este suceso en el que estoy en acuerdo cuando el medico se muestra extremadamente arrogante, pero no en el que tenemos la obligacion y no obligacion de saber el castellano, no soy nacionalista vasco, pero lucho por un mundo donde cada personas pueda hablar en el idioma que le plazca, y si un puñado de personas aun siendo minoria, siente lealtad, amor y gracia ahacia una lengua que no sea castellano pero se hable en españa, pues que lo sientan, pues españa no es una nacion, si no un estado, compuesto malloritariamente por los castellanos, pero no por ello crean que todos lo somos o nos sentimos asi. De todas formas aborrezco los estados del mundo, el sistema apesta y las disputas entre nacionalistas españoles, vascos y catalanes me aburren cada vez mas, pues en anarquia, en verdadera libertad en un orden natural, como se vivio en algunos pueblos de españa durante la guerra civil, se superaron estas diferencias, dejando a la gente escojer su propio ser sin imponer sus ideales a los demas. El problema de los castellanos es que no se dan cuenta, desde sus casas en madrid, cuan imposicion puede llegar a ser el castellano para un joven de guernica, elantxobe o Bermeo, lugares donde los niños y las gentes haun hablan vascuence sin que nadie les obligue ni les coma el tarro, aun que por desgracia de batasunos tampoco andamos faltos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...