El Departamento de Sanidad de Juan José Ibarretxe contrató por valor de 34 millones de euros a empresas participadas por su propio personal


El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) ha ratificado la existencia de graves irregularidades en la contratación, por parte del Departamento de Sanidad y Consumo del anterior Gobierno de Juan José Ibarretxe, de servicios sanitarios a empresas vinculadas al ex director de Calidad del Hospital de Cruces, José Carlos Margüello.

En su investigación, el TVPC destaca que los contratos se adjudicaron "de forma directa, mediante la utilización injustificada de los procedimientos de emergencia". Además, el Tribunal cifra en 33,6 millones de euros las contrataciones que el Departamento de Sanidad, dirigido entonces por el nacionalistas Gabriel Inclán (en la fotografía), realizó, entre 1996 y 2009, con seis empresas de las que eran destacados accionistas tres facultativos de Osakidetza (Servicio Vasco de Salud). De hecho, el informe precisa que estos profesionales "no tenían acreditada la compatibilidad para el desempeño de actividades de colaboración o concierto con la sanidad pública" por lo que "las concertaciones sanitarias con esta empresas devienen nulas".

El Tribunal Vasco de Cuentas señala los siguientes quebrantamientos de la ley:

- Incumplimiento de los principios de publicidad y concurrencia en la tramitación de diversos contratos al haber sido adjudicados de forma directa, mediante la utilización injustificada de los procedimientos emergencia, negociado sin publicidad o contrato menor.

- Las memorias económicas revisadas, incluidas en los expedientes de aprobación de las Órdenes del Consejero de Sanidad y Consumo de los ejercicios 2005 a 2009, por las que se establecen las tarifas máximas aplicables a los conciertos de asistencia sanitaria prestada con medios ajenos, no contienen la información justificativa que soporte los cambios propuestos.

- De acuerdo con el dictamen de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi, la Resolución de autorización sanitaria de 9 de junio de 2006 es nula de pleno derecho por haberse dictado prescindiendo del procedimiento legalmente establecido, en tanto en el procedimiento que precedió a su dictado faltaron los engarces formales mínimos, afectando de forma sustantiva al fundamento y objeto de autorización concedida e incurriendo ésta en la causa de nulidad.

-Fijación de precios en determinados contratos por encima de los establecidos como máximos por la Orden del Consejero de Sanidad para los conciertos de asistencia sanitaria.

Informe íntegro del Tribunal Vasco de Cuentas sobre el “Caso Margüello”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...