El PNV sigue humillando a Zapatero y le exige que cumpla con el “Plan Ibarretxe” y con lo que ofreció a ETA en las conversaciones de Loyola


Para poder terminar la legislatura actual y para poder aprobar los Presupuestos de 2011, los más importantes de los últimos años, José Luis Rodríguez Zapatero necesita al PNV. Y el PNV está dispuesto a ayudarle, pero no gratis. Su portavoz, Joseba Egibar, ha manifestado que las exigencias planteadas por su partido al presidente del Gobierno están basadas, ni más ni menos, en el ilegal Estatuto político promovido por el ex lehendakari Juan José Ibarretxe, aprobado en el Parlamento vasco en 2004 con el apoyo de la ilegalizada Batasuna y al que, en opinión de Egibar, "se cerró la puerta" en el Congreso. "Pero por haber cerrado la puerta no termina el problema, todo lo contrario, se está agrandando.”

Además, Joseba Egibar, responsable del PNV en Gipuzkoa y un independentista radical, no ha perdido la oportunidad de humillar públicamente al presidente del Gobierno recordándole a éste todo aquéllo que, en la vergonzosa negociación política que mantuvo con la banda terrorista ETA hace tres años, ofreció a los criminales. “Sobre la mesa se encuentran principios que no pueden resultar ajenos ni lejanos al Señor Zapatero”, ha dicho Egibar, el mismo personaje que en su día definió a los etarras detenidos por la policía como “unos pobres chicos”.

Pero, concretamente, ¿qué le pide el PNV a Zapatero, además de la cesión a Euskadi de una serie de competencias pendientes?. De entrada, ha reclamado el reconocimiento de la "realidad nacional del País Vasco", una entelequia identitaria independentista que los nacionalistas vascos edulcoran exigiendo “garantías de que el Estado ‘respetará’ y ‘garantizará´ el cumplimiento de todas las decisiones que adopte libre y democráticamente la ciudadanía vasca.” Exactamente, lo mismo que señalaba el “Plan Ibarretxe”, en su preámbulo:

“El Pueblo Vasco o Euskal Herria es un Pueblo con identidad propia en el conjunto de los pueblos de Europa, depositario de un patrimonio histórico, social y cultural singular, que se asienta geográficamente en siete Territorios actualmente articulados en tres ámbitos jurídico-políticos diferentes ubicados en dos estados”.

“El Pueblo Vasco tiene derecho a decidir su propio futuro, tal y como se aprobó por mayoría absoluta el 15 de febrero de 1990 en el Parlamento Vasco, y de conformidad con el derecho de autodeterminación de los pueblos, reconocido internacionalmente, entre otros, en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.”

La situación es dramática para José Luis Rodríguez Zapatero, pero también para Patxi López. Y es que, con absoluta contundencia, el presidente del PP de Álava, Alfonso Alonso, ya ha afirmado que si el presidente del Gobierno central acepta modificar el marco jurídico-político, de la mano del PNV a través de los acuerdos de Loyola y del derecho de autodeterminación, el pacto entre PSE-EE y el PP vasco, "estará muerto". Alonso ha manifestado que "ésta es la situación y, por lo tanto, el Gobierno de Patxi López estará en una situación insostenible", por lo que ha dicho que "Zapatero no puede cometer semejante deslealtad con su partido en Euskadi".

Y es que el pacto PSE-PP que mantiene a Patxi López en el Gobierno de Vitoria se cimenta sobre la defensa de la Constitución, del Estatuto, de las leyes, de la lucha contra el terrorismo y sobre la apuesta por la convivencia en el País Vasco. Es decir, sobre todo aquello que no se cita en el “Plan Ibarretxe” y de lo que nunca se habló en el Santuario de Loyola.

Información complementaria: "El PNV quiere quebrar el pacto PSE-PP"


Documento: "Análisis del 'Plan Ibarretxe'". Por Raúl González Zorrilla

Documento: "Plan Ibarretxe" (Texto completo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...