El Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), obligado a publicar información muy delicada en la red


Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria. El Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), creado por el Gobierno tras los atentados del 11-M para mejorar la eficacia de la lucha contra el terrorismo nacional e internacional, tiene como finalidad actuar como órgano de recepción, proceso y valoración de la información estratégica disponible sobre cualquier tipo de actividad terrorista que pueda constituir una amenaza para España. En el CNCA trabajan conjuntamente policías, guardias civiles, militares y miembros del CNI y esto convierte a esta organización, al menos teóricamente, en una de las instituciones más secretas del país.

Pero un vacío legal amenaza las más elementales exigencias de confidencialidad de este dispositivo esencial para la seguridad de los ciudadanos españoles, ya que el CNCA, al estar vinculado al Ministerio del Interior y no disponer de un marco normatico propio, está obligado por ley a publicitar en las webs del Estado sus principales concursos y adquisiciones. El artículo 309 de la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público establece la obligatoriedad de hacer visibles en la web de la Plataforma de Contratación del Estado buena parte de los datos del contrato y de las empresas que concurren al concurso, lo que ha supuesto, por ejemplo, que actualmente sean accesibles en este sitio de Internet informaciones cuando menos bastante delicadas: sistemas de análisis de inteligencia que adquiere el centro, precio de estas herramientas y, lo que es más importante, el nombre de las empresas que son suministradoras del Gobierno en estos apartados.

De hecho, en la web de la Plataforma de Contratación del Estado se pone de manifiesto (ver imagen), por ejemplo, cómo el CNCA ha adquirido en los últimos meses varios equipos de cifrado de información valorados en 103.708 euros, así como un complejo programa informático, con un coste de 70.000 euros, que es capaz de hacer recreaciones cartográficas de cualquier lugar del mundo y que se utiliza para seguir en tiempo real, sobre detallados planos de un territorio, a sospechosos, vehículos intervenidos o usuarios de móviles.

Para evitar esta situación en el CNCA debe procederse, cuanto antes, a un cambio legislativo que dote a este centro de un estatuto propio de funcionamiento similar al que protege al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...