La banda terrorista ETA busca cometer un atentado de envergadura para disciplinar a la ilegalizada Batasuna y a su colectivo de presos


Euskadi Información Global. Redacción. San Sebastián. Fuentes de la lucha antiterrorista han transmitido a Euskadi Información Global su convencimiento de que ETA está buscando cometer un atentado de envergadura como forma de imponer su disciplina a la ilegalizada Batasuna y a un número cada vez más elevado de presos de la banda criminal, que están optando, cada vez en mayor medida, por abandonar las directrices de los asesinos y por sumarse a las medidas de reinserción promovidas por el Gobierno.

En este sentido, la reactivación de las prácticas de terrorismo callejero durante los últimos días (ver vídeo) y el acopio de armas que los terroristas están llevando a cabo en Francia son ejemplos de que ETA no tiene ninguna intención de renunciar a la actividad terrorista, aunque los analistas consultados por Euskadi Información Global también matizan que el hecho de que los criminales no estén por abandonar su sanguinaria actividad no quiere decir que no puedan verse obligados a ello por el apremio de su brazo político y, sobre todo, por la presión de los propios presos de la organización. Para ETA, el control sobre sus reclusos es esencial y, de hecho, la banda habría confiado esta delicada labor de vigilancia y fiscalización a familiares directos de algunos de los terroristas más fanatizados e inflexibles, que estarían tratando de imponer a todos los etarras encarcelados las directrices de los criminales. Hasta hace algunos meses, esta tarea de control y supervisión era desarrollada por algunos de los abogados más importantes del entorno etarra, como Arantza Zulueta, Jon Emparanza o Iker Sarriegi, todos ellos detenidos el pasado mes de abril por colaborar con la organización terrorista, para quien, entre otras tareas, marcaban posibles objetivos de futuros atentados.

En estos momentos, y según los expertos policiales consultados, la situación sería la siguiente:

Por un lado, la ilegalizada Batasuna se ha comprometido, no sin un importante debate interno y con una no menos importante oposición interna, a apoyar exclusivamente vías políticas de participación y a impulsar la unión de fuerzas vascas soberanistas. En este sentido, Batasuna habría transmitido a diferentes agentes sociales que su apuesta exclusiva por las vías políticas no tiene vuelta atrás y, de hecho, se habría comprometido con Eusko Alkartasuna (su nuevo alíado) a condenar “con rotundidad” cualquier atentado mortal que pudiera cometer ETA en los próximos meses.

Por otra parte, las políticas penitenciarias de apoyo a la reinserción de etarras estarían quebrando la fidelidad del Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) a la banda terrorista y, de hecho, terroristas reconocidos como líderes del EPPK estarían también apostando por poner fin a la actividad terrorista y por aceptar las medidas penitenciarias de gracia potenciadas por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

En la orilla opuesta, la banda terrorista ETA, diezmada, infiltrada policialmente, acorralada internacionalmente y con una capacidad operativa excepcionalmente reducida, estaría en estos momentos dirigida por un reducido puñado de asesinos especialmente fanatizados y sanguinarios que solamente detendrán su actividad criminal cuando sean detenidos por la policía y puestos a disposición judicial y, sobre todo, cuando sean señalados y denunciados por quienes hasta hace muy poco tiempo eran sus más firmes valedores: Batasuna. En esta formación actualmente ilegalizada, pero que aspira a participar nuevamente en las próximas elecciones municipales que tendrán lugar el 29 de mayo de 2011, radica el meollo de la trama. Si los terroristas, para imponer su ley sangrienta, cometen un atentado de envergadura, ¿será capaz Batasuna de condenar con claridad a los criminales, certificando, de hecho, una escisión dramática en el mundo etarra?. Vista la respuesta que Batasuna ha dado a los múltiples actos de terrorismo callejero impulsados por ETA a lo largo de los últimos días, todos haríamos bien en dudar de la capacidad de los hasta ayer voceros de los criminales para plantarse e imponer a los asesinos su “irreversible apuesta por los medios pacíficos de intervención política”.

Información complementaria: Todo sobre los contactos entre el Gobierno y el entorno de la banda terrorista ETA

Información complementaria: El Gobierno potencia la reinserción de los asesinos etarras


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...