EA desempolva a sus líderes más radicales para cubrir a Batasuna y convocar una nueva manifestación que no se desmarca de ETA

Última Hora: La manifestación convocada por EA es fraude de ley y tampoco está autorizada. (Leer íntegramente el nuevo auto del juez Ismael Moreno)


Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria. Tras la anulación por parte del juez Ismael Moreno de la manifestación convocada por organizaciones nacionalistas y del entorno proetarra para este sábado en Bilbao, el miembro de la Ejecutiva de Eusko Alkartasuna, Sabin Intxaurraga, junto con otra persona, han solicitado permiso para celebrar una nueva marcha (con recorrido y lemas diferentes) con la que sustituir a la iniciativa organizada por Adierazi EH y prohibida por el magistrado.

De esta forma, se pone de manifiesto de qué modo la entente EA-Batasuna, apoyada desde fuera por Aralar, va tomando cada vez más consistencia, hasta el punto de que Eusko Alkartasuna ha desempolvado a sus líderes más caducos y radicales para impulsar el nuevo llamamiento. Así, mientras Sabin Intxaurraga, consejero de Justicia y Trabajo en la primera legislatura de Juan José Ibarretxe, hacía los trámites legales para salvar la iniciativa de la ilegal Batasuna de movilizar a la sociedad vasca en apoyo al movimiento soberanista avalado por la banda terrorista ETA, Rafael Larreina, otro miembro de la Ejecutiva de EA actuó como portavoz de la convocatoria. (En la imagen, en el centro)

Comentario: "El integrismo ultranacionalista vuelve a la carga"

Raúl González Zorrilla. Euskadi Información Global. "Asqueroso", "miserable", "sinvergüenza". Con estos calificativos, hace once años, recibían varias víctimas del terrorismo a Rafael Larreina en un juicio que se celebraba en Madrid contra varios etarras. Con su presencia en aquella causa, el miembro de la Ejecutivo de Eusko Alkartasuna quería dar su apoyo a dos miembros de la banda terrorista acusados de participar activamente en la comisión de varios crímenes. Y es que Rafael Larreina, con sus formas suaves, su hablar sereno y su tono eclesial, es una persona afable y cercana entregada a una visión integrista del País Vasco. En su análisis de la situación, en Euskadi no hay posturas ideológicas o posicionamientos políticos buenos o malos, sino dos extremos enfrentados, representados por "el Estado" y ETA, que deben alcanzar acuerdos para consolidar la arcadia feliz que será Euskadi cuando la banda terrorista y los vascos no nacionalistas abandonen el país. Cómo se conjuga en la práctica este pensamiento: denunciando a los etarras, condenando sus crímenes y, al mismo tiempo, otorgando a éstos protección, justificación y apoyo cuando se encuentran en situaciones comprometidas. Como ahora.

Sabin Intxaurraga, por su parte, al que se recuerda, sobre todo, como consejero de Justicia en el primer Gobierno de Juan José Ibarretxe (1999-2001), es uno de los políticos más radicales e incendiarios que ha ocupado un cargo en el Gobierno vasco desde la Transición. Durante su mandato, Intxaurraga criticó las detenciones de etarras, se fotografió públicamente con familiares de presos de la organización criminal, subvencionó groseramente todo tipo de iniciativas pertenecientes al entorno criminal, insultó en repetidas ocasiones a las víctimas vascas del terrorismo que en aquellos años comenzaban a agruparse alrededor de COVITE, diseñó iniciativas políticas tan extremistas que tuvieron que ser cortadas de raíz por el propio Ibarretxe y, en fin, desde la Consejería de Justicia diseño un reguero innumerable de tropelías políticas comprensivas con los terroristas que, por su carga de corrosión del sistema democrático, aún son tristemente recordadas por muchos vascos no nacionalistas.

La máquina soberanista EA-Batasuna, con el apoyo cada vez más cercano de Aralar, comienza a funcionar a plena marcha. Y para igualar la radicalidad de los proetarras, Eusko Alkartasuna ha exhumado a sus líderes más fanatizados. No ha tenido que buscar muy lejos. Hace ya unos años, el fundador y hoy líder honorífico de EA, Carlos Garaikoetxea, me confesaba en una entrevista, lo siguiente: "Es necesario poner límites a las personas que pueden votar en Euskadi. No es lógico, por ejemplo, que funcionarios, miembros de las fuerzas de seguridad o emigrantes, que quizás vuelvan otra vez a su lugar de origen, puedan definir el color del Gobierno vasco". Y me lanzó una sonrisa satisfecha.

Auto íntegro del juez Ismael Moreno por el que prohíbe la manifestación convocada para el sábado día 11 en Bilbao

Información complementaria: La ilegal Batasuna podría intentar concurrir a las próximas elecciones, junto con EA y Aralar, bajo la marca de "Euskal Herria Bai"

3 comentarios:

  1. Rafa un radical ??
    Este blog es intoxicación pura.

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he tenido ninguna duda de que larreina es un radical, a pesar de que no comparto muchas de las cosas que aquí se dicen. ¿Cómo llamaría usted al nacionalista vasco que jamás se ha dirigido a las víctimas del terrorismo pero a quien sí hemos visto en más de una ocasión babeando a favor de los presos etarras?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo 1: ¿Por que no nos ilustra a todos los lectores y nos señala cuáles son las "intoxicaciones" que se escriben en este blog?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...