El totalitarismo proetarra se ceba con las víctimas del terrorismo y vuelve a atacar la mítica librería "Lagun" de San Sebastián


Desconocidos han realizado pintadas amenazantes contra el ex consejero socialista del Gobierno vasco José Ramón Recalde y a favor de ETA en la librería "Lagun" de San Sebastián, propiedad de su mujer, según ha confirmado el Departamento vasco de Interior. El propio Rekalde fue víctima de un atentado el 14 de septiembre de 2000, cuando un terrorista le disparó en la cabeza en la puerta de casa, lo que le provocó graves heridas en la boca.
Las pintadas, realizadas en las dos persianas del escaparate de la librería, aparece un "gora ETA" y el anagrama de la banda, así como la inscripción "Recalde, R.I.P." acompañado por una diana.
La librería, situada en la calle Urdaneta de la capital guipuzcoana, ha sido blanco de numerosos ataques de radicales en el pasado.
Ante estos hechos, el secretario general del PSE de Gipuzkoa, Iñaki Arriola, ha condenado en una nota las pintadas y ha criticado a los "fanáticos" que "escondiéndose en la noche, amenazan a las personas". Asimismo, ha resaltado que este tipo de ataques es "incompatible" con el último comunicado de ETA, en la que anunciaba el cese de las "acciones ofensivas". "Hoy la amenaza del terror sigue vigente". Ezker Batua, por su parte, ha tildado de "descerebrados sin norte político" a los autores de las pintadas contra Recalde y ha pedido a la izquierda abertzale que exprese públicamente su rechazo a estas acciones. La vía política que dice defender la izquierda abertzale requiere de "verificaciones", ha señalado en una nota, como son la manifestación pública de rechazo a este tipo de "actitudes fascistas".

El totalitarismo proetarra ataca a los hombres libres

A largo de los últimos años, uno de los mayores ataques que se ha producido en Europa a la libertad individual en general, y al libro como vehículo casi sagrado de transmisión de valores y conocimientos en particular, es el que se ha perpetrado en San Sebastián contra la librería "Lagun", que durante décadas ha sido repetidamente atacada, incendiada, mancillada, calumniada y, finalmente, destruida en su propia esencia cuando el 15 de septiembre de 2001 la banda terrorista ETA intentó asesinar a José Ramón Recalde, político socialista de brillante trayectoria siempre conciliadora, lúcido pensador y marido de María Teresa Castells, responsable de "Lagun".

Hoy, “Lagun” ha vuelto a ser atacada. Y todos los ciudadanos demócratas de este país, que conocemos bien el papel esencial que "Lagun" ha desempeñado en la defensa de los derechos individuales de las personas, en la dinamización de la reflexión intelectual y en la protección a ultranza de los valores de la tolerancia y de la dignidad de pensamiento, esperamos una reacción social de denuncia, de condena y de apoyo a las víctimas que, cuando menos, posea un mínimo de solidez y dignidad. Somos muchos los que recordamos la inmensa soledad con la que las personas de “Lagun” han tenido que padecer siempre los ataques de los criminales. Por cierto, ¿tardará tanto como en otras ocasiones la Asociación de Libreros de Guipúzcoa en condenar estos hechos?.

Imagen: LetrasLibres

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...