El Gobierno de Patxi López engrasa económicamente la ética blanda de Baketik y concede 8.700 euros a UGT para educar por la paz en el mundo virtual de "Second Life"

Huelga en Second Life
Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria.  El Departamento de Justicia del Gobierno vasco ha aprobado este año subvenciones por valor de 655.371 euros a varias decenas de proyectos, iniciativas y movimientos sociales que, en principio, desarrollan actividades a favor de la paz y los derechos humanos en Euskadi.
Entre las organizaciones clásicas que trabajan en este ámbito y que han recibido importantes cantidades monetarias para poner en marcha sus propuestas se encuentran algunas como Gesto por la Paz (25.648 euros), la Fundación Fernando Buesa (15.660 euros), COVITE-Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (17.000 euros), Bakeaz (15.000 euros) o la Asociación Cear Euskadi y la Comisión de Ayuda al Refugiado (15.660 euros).
Pero más allá de estas ayudas, otorgadas según criterios que pueden ser compartidos o no, pero que parecen destinadas, efectivamente, a patrocinar programas relacionados con la paz, llama la atención la concesión de otras abultadas cantidades económicas a asociaciones cuya actividad alrededor de los derechos humanos resulta tangencial, forzada e intensamente difusa.
Así, por ejemplo, la Fundación Canónica Autónoma EDE, con sede en Bilbao, recibe casi 40.000 euros, prácticamente lo mismo que Gesto por la Paz y COVITE juntos, para la elaboración de un  deuvedé y para impulsar dos planteamientos tan generales como “un programa pedagógico para víctimas” y el “diseño de programas socioeducativos”.
Pero si extraño es el volumen del montante que se concede a la Fundación Canónica Autónoma EDE, las ayudas concedidas a la Fundación Arantzazu Baketik, una iniciativa puesta en marcha por Jonan Fernández, ex coordinador de la iniciativa Elkarri, para mayor gloria de sí mismo, resultan bochornosas. Un total de 42.600 euros para un organismo filonacionalista, promotor de una ética “pret-a-porter” y contemporizadora que, efectivamente, habla en favor de los derechos humanos, demanda la paz, exige el fin de los crímenes y reclama la conclusión de la extorsión y de las amenazas, pero lo hace siempre con emplastos argumentales que difuminan la autoría de los asesinatos, que evitan señalar con nombres y apellidos a los responsables de los delitos, que abogan por extender la responsabilidad de la barbarie a toda la sociedad, que obvia a los muchos cómplices políticos de la atrocidad y que, en su nivel máximo de indolencia, llora por las víctimas del horror al mismo tiempo que solloza por la existencia de los victimarios.
De hecho, estos son algunos de los proyectos subvencionados por el Ejecutivo de Patxi López a la Fundación Arantzazu Baketik: “Cursos para vivir, convivir y educar mejor” (8.700 euros), “Jornadas de reflexión sobre prioridades éticas de nuestro tiempo” (1.740 euros), publicaciones monográficas (2.610 euros), videoteca sobre conflicto, ética y paz (3.480 euros), “Ocho aprendizajes para educar en ser persona” (4.350 euros) y, por si todo esto fuera poco, los socialistas vascos destinan nada más y nada menos que 21.750 euros al diseño por parte de la Fundación Arantzazu Baketik de un “Teatro Forum para la promoción de los valores éticos en la escuela”. A modo de ejemplo, fíjense en los libros que ha publicado Baketik, o que se han editado gracias a esta asociación que se define como un centro por la paz dedicado a la “elaboración ética de conflictos” y cuya gran propuesta 2010 ha sido la difusión de un concepto abracadabrante  como el “experiendizaje”: “Educar en ser persona. 8 aprendezajes”, “Vivir y convivir. Cuatro aprendizajes básicos” y “Ser humano en los conflictos.”. El único autor de todos los trabajos: Jonan Fernández.
Otra entidad que pregona la misma moral dócil de Baketik es la Asociación de Investigación por la Paz Gernika Gogoratuz, una organización que, por ejemplo, recibirá 4.350 euros para  la creación de un “Paisaje simbólico en la reconstrucción de identidades: Fase III” y una cantidad semejante para la actualización de su web “a las nuevas tendencias de la Web 2.0”. Es decir, que por darse de alta en Facebook y Twitter, la Asociación de Investigación por la Paz Gernika Gogoratuz recibirá casi un millón de las antiguas pesetas.
Y es que, al parecer, la inclusión del término “nuevas tecnologías” o similar en las solicitudes de subvenciones para actividades relacionadas con los derechos humanos o la paz, siempre resulta muy eficaz. Solamente así puede explicarse que Inés Ibáñez de Maeztu, directora de Derechos Humanos firmante de la resolución que concede las subvenciones, haya concedido 8.700 euros a UGT, sindicato afín al PSE-PSOE, para la puesta en marcha de un centro de exhibiciones “educando para la paz” en… Second Life, un  conocido mundo virtual en Internet (ver vídeo adjunto) en el que individuos, empresas y organizaciones interactúan a través de personajes que les representan en este entorno virtual. ¿Querrán formar en la no-violencia a los avatares?

Información complementaria: Subvenciones Gobierno Vasco 2010. Derechos Humanos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...