Las juventudes de Batasuna, cantera de la banda terrorista ETA, comienzan a apoyar tímidamente las tesis más posibilistas defendidas por Arnaldo Otegi

Jóvenes proetarras
Euskadi Información Global. Redacción. Bilbao.   Las juventudes de Batasuna, uno de los sectores de la autodenominada “izquierda abertzale” más reticentes hacia los “nuevos tiempos” políticos alejados de la violencia que defienden algunos de  los líderes de ésta, van asumiendo, tímidamente, las tesis más posibilistas defendidas por Arnaldo Otegi.
Sea por las presiones internas o por la urgencia de tomar posiciones ante los muchos movimientos que se están produciendo en el entorno del independentismo violento, comienzan a vislumbrarse algunos cambios en la que desde hace décadas ha sido la principal cantera  terrorista de ETA. En un documento elaborado apenas hace unos días al que ha tenido acceso Euskadi Información Global, varias agrupaciones locales de jóvenes proetarras expresan su convicción de que la sociedad vasca se encuentra “a las puertas de un momento de gran calado” y detallan que “es evidente que nos encontramos ante una nueva fase política y que su desarrollo es responsabilidad politica de todos”.
En el texto puede, incluso, entreverse la lucha que mantienen en el interior de algunos sectores de Batasuna quienes apuestan por iniciar un nuevo camino alejado de la banda terrorista ETA y quienes todavía creen en todas y cada una de las fanáticas obsesiones de los asesinos. De hecho, en el escrito se señala que “los derechos de los ciudadanos de Euskal Herria son negados, transportándonos a un escenario de estado de excepción: Ley de Partidos y tortura… Se está dando una persecución de militantes que no ocultan su trabajo político, desarrollándolo de manera pública. Y esto es inaceptable en un supuesto Estado democrático.” Pero, al mismo tiempo, quienes hoy son los herederos de Jarrai, Haika y Segi, y quienes hace apenas unos años defendían con ardor la necesidad de “socializar el sufrimiento”, se presentan explícitamente como firmantes del ‘Acuerdo de Gernika’ (proceso de normalización y paz para el País Vasco propuesto por Arnaldo Otegi), que entienden que la represión no es sino un obstáculo para el proceso de paz. “Los jóvenes, a través de nuestro trabajo diario, luchamos a favor de una solución democrática para el conflicto político, y es precisamente por ello por lo que somos perseguidos, es por ello por lo que nuestros derechos civiles y políticos son denegados.”

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...