La Diputación Foral de Guipúzcoa, en manos del nacionalista Markel Olano, subvenciona con más de un millón de euros a la Real Sociedad que permite que ocho jugadores de su primera plantilla apoyen públicamente actos proetarras

Las víctimas vascas del terrorismo llaman “cínicos” a los jugadores de la Real Sociedad que apoyan la marcha por los presos de ETA

Euskadi Información Global. S.G.R. San Sebastián.  La Real Sociedad que permite que ocho jugadores de su primera plantilla avalen públicamente una manifestación de apoyo a los terroristas de ETA encarcelados está subvencionada con 1.200.000 euros por la Diputación Foral de Guipúzcoa, presidida por el peneuvista radical Markel Olano, a quien todo el mundo recuerda por ser el individuo que colocó una placa en la fachada del edificio foral denunciando la “obligación” de  izar la bandera española en la institución territorial que preside.
La Diputación en manos del PNV subvenciona, efectivamente, la continua conversión de la Real Sociedad en un equipo de fútbol marcadamente nacionalista. De hecho, y por si hubiera alguna duda al respecto, los jugadores de este club lucen todos ellos, y no solamente el capitán, como era habitual, una ikurriña en forma de brazalete, con el único fin de remarcar, más aún si cabe, los tintes identitarios de la formación deportiva. (Ver imagen)
En principio, el acuerdo publicitario firmado por Markel Olano con Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, tenía como objetivo general promocionar en el exterior la imagen del territorio guipuzcoano. Pero la publicidad que la Diputación de Guipúzcoa  inserta en las camisetas de los jugadores de la Real Sociedad se basa en un lema, “Gipuzkoa euskararekin bat” (“Una Gipuzkoa en euskera”), que más que dar a conocer la provincia lo que promueve es, una vez más, otro de los grandes elementos míticos del  soberanismo vasco: el euskera, un idioma minoritario, innecesario e impuesto que en Guipúzcoa apenas habla habitualmente un 25% de la población. 
Con este lema que alienta el empleo de una paleolengua, con la exhibición grosera y excesiva de la ikurriña en los equipajes de los jugadores y con el apoyo que gran parte de éstos dirigen a los proetarras, Guipúzcoa, efectivamente, se está dando a conocer, y de qué manera, en el resto del país: hace saber que se trata de una provincia a la que no hay que acercarse, en la que no hay que hacer negocios, en la que no hay que invertir y en la que no es agradable moverse, ya que en ese lugar  indescriptible se apela a utilizar un idioma  que nadie conoce, demasiados futbolistas apoyan a los terroristas y las instituciones públicas colocan placas autoinsultantes en las fachadas de sus edificios. Un paraíso, vamos.
Información complementaria: La Real Sociedad jamás se ha solidarizado con las víctimas del terrorismo, pero ocho de sus jugadores avalan una manifestación de apoyo a los presos etarras

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...