100.000 exiliados vascos por las amenazas terroristas y la presión del nacionalismo radical podrían regresar a Euskadi cuando se ponga en marcha el plan de ayudas que está elaborando el Gobierno de Patxi López

Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria.   El consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, y la directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo, Maixabel Lasa, han anunciado que van a estudiar el establecimiento de medidas específicas para ayudar a volver a Euskadi a los más de 100.00 vascos que durante las últimas décadas han abandonado su tierra por las amenazas de ETA y la presión del nacionalismo sectariuo y excluyente. Recientemente, una nueva asociación, denominada Zaitu, ha venido a dar voz a este grupo importante de personas amenazadas, perseguidas y exiliadas. (Leer entrevista en "El Correo" con Joseba Markaida, presidente de "Zaitu")
Antes de poner en marcha este programa, y según se ha señalado desde el Gobierno vasco, será necesario realizar un estudio "riguroso" sobre este colectivo y sus necesidades. El objetivo de esta investigación consistirá en conocer las necesidades de este grupo de personas exiliadas a la fuerza, generalmente en Madrid, pero también en otras regiones de España, y proporcionar una cifra aproximada del número de afectados que podrían solicitar estas ayudas, que diversas fuentes sitúan alrededor de 100.000.
Según se ha señalado desde la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Ejecutivo autónomo, las personas que hasta la fecha se han puesto en contacto con esta oficina para pedir ayudas para retornar al País Vasco han centrado sus principales demandas en la búsqueda de trabajo, en el acceso a la vivienda o en la posibilidad de obtener ayudas sociales, ya que actualmente para acceder a las mismas se exige una antigüedad mínima de empadronamiento de dos años.
El Partido Popular, por su parte, defiende la necesidad de estudiar mecanismos legales para que las personas que abandonaron Euskadi por la amenaza del terrorismo puedan ver reconocido el derecho a votar en esta comunidad y recuperar de esta forma su condición política de vascos. Los populares piden al Gobierno que analice esta posibilidad. El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, ha aplaudido la iniciativa del Ejecutivo de Vitoria de plantear ayudas a estos "exiliados" para facilitar el regreso de aquellos que así lo deseen. Se trata, a su juicio, de "una cuestión de justicia que debe contemplar más cosas además de facilitar el retorno a sus localidades de origen".
Para UPyD, esta iniciativa " tiene el problema de que puede crear falsas expectativas, por lo que pedimos al Gobierno Vasco que la explique con rigor y detalle”. La formación de Gorka Maneiro recuerda que siempre ha denunciado el éxodo masivo que ha provocado la existencia de ETA y el clima social generado en Euskadi por la presión nacionalista, "por lo que celebramos que las instituciones vascas muestren su disposición a implementar medidas de ayuda para aquellas personas que deseen volver a su tierra”.
Consciente de esta necesidad, Maneiro pide que el estudio se pueda realizar lo antes posible y que no se convierta en un exclusivo acto de propaganda, sino que una vez concluido se lleven a la práctica las medidas necesarias para favorecer el regreso de los que tuvieron que marcharse de Euskadi. “No obstante, insistimos en que, frente al discurso de determinados representantes políticos que manifiestan que nos encontramos en un nuevo tiempo, debemos recordar que ETA no ha sido todavía derrotada, que representantes de la cosa terrorista se encuentran en algunas instituciones vascas, que la libertad es un objetivo que todavía no se ha alcanzado y que miles de ciudadanos viven a día de hoy amenazados y escoltados. Por ello, pedimos a los representantes públicos que eviten utilizar un lenguaje que haga o pretenda hacer ver que ETA ya ha terminado, pues esto no es así en absoluto”.

Documento de referencia: A continuación, reproducimos íntegramente el documental "El Infierno Vasco", dirigido por Iñaki Arteta, que recoge cómo, durante las últimas décadas, decenas de miles de familias vascas no nacionalistas han abandonado su tierra huyendo del asesinato, la extorsión, el aislamiento social o de las imposiciones lingüísticas. Rodada entre 2005 y 2008, la película es un completo recorrido por las experiencias de un buen número de ciudadanos vascos que optaron por el éxodo a lugares más seguros y con mejores condiciones democráticas.


1 comentario:

  1. Por fin una buena noticia. Pero por favor, upyd unete en coalición con el PP. Hay que unificar los votos no-nacionalistas en dos partidos.
    Los nacionalistas-independentistas(de 4 a 1) ya se han unificados ahora os toca vosotros. Un voto más a UpyD es un escaño más a amaiur es lo malo de la ley dhont.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...