El Instituto Español de Estudios Estratégicos anuncia perspectivas muy pesimistas para la seguridad y defensa de la Unión Europea en 2020, aunque los terrorismos locales no se citan como una preocupación

Estudio
Preocupación por la seguridad europea del futuro
Euskadi Información Global. Redacción. Bilbao.  Las actividades terroristas locales, como la que actualmernte desarrolla ETA en España y en Francia, no son una preocupación para la seguridad europea del año 2020. Así, al menos, lo pone de manifiesto un informe que acaba de elaborar el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa español, titulado “La política común de seguridad y defensa (PSCD) de la UE en el horizonte de 2020-Segunda Fase del estudio prospectivo”.
El trabajo, para cuya elaboración se ha recogido la opinión de un elevado número de expertos, y que ha contado con el soporte tecnológico de la empresa vasca Tecnalia, presenta como “muy posible” que, dentro de una década, la seguridad de la UE atraviese momentos difíciles por los siguientes motivos: estancamiento del proceso de paz en Oriente Medio con posibles conflictos de Israel con Hamas, Hizbullah, e incluso con Siria; empeoramiento de la “seguridad humana”, en particular en África, con pandemias y luchas por los recursos, lo que hará aumentar los movimientos incontrolados de población; aparición de múltiples conflictos causados por el crimen transnacional, como el narcoterrorismo y la piratería marítima; estallido de nuevos ataques terroristas de estilo del 11-S de 2001, en paralelo a una creciente proliferación de armas de destrucción masiva; crecimiento del integrismo islámico, con especial incidencia en el norte de África y el Sahel, presionando la frontera sur de Europa; y, finalmente, Occidente en general, y en particular Europa, perderán peso como consecuencia de la renovación de las estructuras económicas de Breton Woods (FMI y Banco Mundial).
Ante este escenario de futuro, los expertos consultados por el IEEE recomiendan las siguientes acciones para garantizar la seguridad europea: establecimiento de una alianza estratégica EEUU-UE, que incluya cuestiones de seguridad colectiva; construcción de una una alianza estratégica UE-Rusia, que también incluya cuestiones de seguridad colectiva; aprobación de un Nuevo Concepto Estratégico, que redefina la asociación OTAN-UE; revitalización de la OSCE y de su concepto de “Plataforma de Seguridad Cooperativa”; y, finalmente, la conversión de la OTAN en un acuerdo bilateral de seguridad EEUU-UE. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...