La policía francesa señala que el centenar de terroristas etarras que todavía no han sido detenidos tienen comportamientos característicos de una secta

Un control de la policía francesa cerca de la frontera
Euskadi Información Global. Redacción. Bilbao. La policía francesa percibe un comportamiento sectario en ETA, sobre todo entre sus militantes más jóvenes, por el adoctrinamiento que reciben los activistas y la "extraordinaria falta de libertad" que padecen en su seno. Esta apreciación fue brindada ayer por un mando de la cúspide policial gala en un juicio que se celebra en París contra dos terroristas. Calculó que hoy a ETA le quedan entre 50 y 100 miembros activos.
En su comparecencia como testigo, el comandante de la Dirección Central de la Policía Judicial Jérôme Broglio expuso al Tribunal Especial de lo Criminal que hay una "cierta deriva sectaria" en ETA. "Hay una diferencia entre activistas corsos y vascos. Los primeros tienen derivas mafiosas porque, más allá de la caricatura, a menudo se ve que tienen intereses pecuniarios y materiales. Eso no ocurre en ETA, donde jamás el dinero del impuesto revolucionario va al beneficio personal y, de hecho, los huidos viven en condiciones extremas". En opinión de este responsable policial, un rasgo característico del funcionamiento etarra es "el condicionamiento" con tintes sectarios de la militancia. "Se les inculca que la lucha armada es la única respuesta adaptada en legítima defensa a la agresión de los estados ‘fascistas’ y a sus fuerzas de ocupación y que de su combate depende la supervivencia del pueblo vasco". Desde su punto de vista, esa mentalización cala en especial entre los activistas más jóvenes. "Se les ha machacado tanto el mensaje, que su comportamiento a su paso por comisaría es peculiar. No solamente no dicen una sola palabra ni para rechazar un vaso de agua sino que ni siquiera comen ni beben durante los cuatro días a disposición policial".
El comandante Broglio, que durante años trabajó en la sección vasca de la policía antiterrorista, recordó que "desgraciadamente la historia nos enseña que todas las treguas se han roto y que en ellas había segundas intenciones tácticas pues sirvieron para reconstituir el potencial ofensivo y la capacidad de golpear". A su juicio, ETA afronta los períodos de alto el fuego con la idea de que "mientras no haya una solución negociada, la mejor manera de hacer la paz es preparar la guerra".
Fuentes policiales españolas consultadas por Euskadi Información Global consideran muy ajustado a la realidad el análisis realizado por el responsable policial francés e inciden en el hecho de que los terroristas más jóvenes están obsesionados con la seguridad y con la idea de que están siendo vigilados e infiltrados. De hecho, y según afirma un experto policial español especializado en la lucha antiterrorista, "se pasan todo el día encerrados, viendo los programas más destetables de la telebasura, saliendo al exterior únicamente para acercarse al supermercado más próximo y, en algunos casos, fumando hachís sin parar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...