Mientras los terroristas planeaban el magnicidio de Patxi López, los socialistas vascos buscaban flexibilizar la política penitenciaria hacia los presos etarras

Jesús Eguiguren

Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria.  Los últimos detarras detenidos en Vizcaya han declarado ante la Guardia Civil que terminar con la vida de Patxi López era uno de sus principales objetivos. Para ello, los asesinos tenían en su poder un plan para asesinar al lehendakari socialista con un fusil de francotirador que, al final, no llegó a sus manos. Al parecer, los etarras querían cometer este atentado el 19 de junio de 2010, fecha del primer aniversario del asesinato de Eduardo Puelles (crimen cometido por los mismos psicópatas), durante los actos que iban a tener lugar en homenaje al inspector. Al parecer, y para llevar adelante este acto bárbaro, los etarras tenían previsto alquilar un piso en un bloque de viviendas cercano al lugar en el que ellos mismos habían asesinado al policía el 19 de junio de 2009 en la localidad vizcaína de Arrigorriaga. Desde allí  pretendían disparar contra López, aunque algunas informaciones señalan que el consejero de Interior, Rodolfo Ares, también podía haber sido otro hipotético objetivo.
Lo más escandaloso de todo es que por aquel entonces, apenas unas horas después de la fecha señalada para que los etarras cometieran su magnicidio, al final felizmente fallido, el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, hacía público un documento en el que, entre otras cosas, explicaba que “construir la paz es un negocio caro”. En este trabajo, el presidente de los socialistas vascos se mostraba convencido de la “voluntad de paz” de la ilegalizada Batasuna, mostraba no tener dudas sobre los “movimientos” que se estaban produciendo en el entorno proetara y preveía ya que la autodenominada izquierda abertzale iba a recorrer el camino hacia la legalidad. En sus intervenciones de aquellos días, Eguiguren, que entonces como ahora mantenía una intensa actividad de contactos, tanto en España como en Francia, con miembros del tánden ETA-Batasuna, también comenzó a plantear ya la necesidad de flexibilizar la política penitenciaria con respecto a los presos de ETA, siempre con el objetivo de que los asesinos declararan una tregua que, al final, habría de llegar unos meses después.

1 comentario:

  1. A los socialistas les pierden varias cosas: su mala memoria autoinducida, su poco respeto a la Ley, y su infinita sumisión al nacionalismo y sus tesis.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...