El dúo ETA-Batasuna amortiza “Sortu” y “Bildu” como lucrativos pasos intermedios hacia su reaparición definitiva en las instituciones para las elecciones autonómicas de 2013

Martín Garitano, candidato de Bildu

Bildu, la coalición electoral auspiciada por la banda terrorista ETA y formada por Eusko Alkartasuna, Alternatiba y un grupo de “independientes” ligados al entorno de la autodenominada “izquierda abertzale”, ha apurado hasta el último momento para presentar sus candidaturas a las elecciones municipales y forales del próximo mes de mayo. Más allá de buscar un máximo impacto mediático, no había ninguna razón para este retraso, pues desde semanas atrás Bildu tenía diseñadas ya las planchas que iban a conformar su apuesta para estos comicios, incluyendo en las mismas a numerosos candidatos “independientes”, próximos a la ilegal Batasuna, que cuentan con el aval de los criminales.
Bildu es un caballo de Troya que tiene como único objetivo comenzar a reintroducir al tándem ETA-Batasuna en las instituciones. Pergeñado por un partido electoralmente destrozado (Eusko Alkartasuna), por una pandilla de arrivistas desnortados (Alternatiba) y liderado por hombres y mujeres bendecidos por los terroristas, lo que llama la atención de esta indecencia política es su cinismo, su impudor y su desvergüenza a la hora de no desmarcarse de los asesinos. Algunos nombres destacados de Bildu, lejos de ser personajes “intachables” en su denuncia del terrorismo como no se cansa de repetir Peio Urizar, secretario general de EA, llaman la atención por sus intensas y evidentes conexiones con el mundo violento y sorprenden por la debilidad del esfuerzo realizado por la coalición para, al menos, guardar las apariencias ante la segura impugnación que van a sufrir sus candidatos ante la Justicia.
Hay en esta presentación pública de Bildu un deseo grosero de no guardar las apariencias, un empeño extraño por demostrar al mundo que, en efecto, se trata de una coalición milimétricamente diseñada para responder a la estrategia y a las necesidades de ETA-Batasuna
Entre los hombres y mujeres “independientes” que forman parte de Bildu hay familiares de etarras, periodistas voceros de los criminales, líderes vecinales próximos al independentismo e, incluso, se encuentra la sobrina del etarra que cometió el primer atentado de la banda criminal. Hay en esta presentación pública de Bildu un deseo grosero de no guardar las apariencias, un empeño extraño por demostrar al mundo que, en efecto, se trata de una coalición milimétricamente diseñada para responder a la estrategia y a las necesidades de ETA-Batasuna que, tal y como hemos informado en Euskadi Información Global, viene avalando este proyecto desde finales del pasado verano.
Cuando se contempla a alguien como Martín Garitano como candidato a las Juntas Generales de Guipúzcoa, se tiene la sensación de que el dúo ETA-Batasuna, experto en medir los tiempos y en trabajar los medios plazos, ya ha dado por amortizado tanto a Bildu como a Sortu. Con la primera, que difícilmente podrá ser ilegalizada en su totalidad, habrán conseguido determinada presencia política en las instituciones vascas y, además, habrán logrado salvar la vida política de Eusko Alkartasuna, un socio estratégico importante para los independentistas. Con “Sortu”, la autodenominada “izquierda abertzale” es posible que no pueda estar en los próximos comicios, pero esta formación o similar será, sin duda, la herramienta perfecta para que, en las elecciones generales de 2012 y, sobre todo, en las autonómicas de 2013, los proetarras de ayer busquen convertirse en los referentes políticos del mañana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...