El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero deja la política penitenciaria en manos de ETA: si hay un abandono definitivo de las armas, los presos serán puestos progresivamente en libertad

Etarras que abandonan la cárcel

Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria.  En un plazo de tiempo no superior a los cinco años, la práctica totalidad de los reclusos etarras podría estar en libertad si llegan a buen fin los planes que durante los últimos meses el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha transmitido al entorno ETA-Batasuna a través, fundamentalmente, de Jesús Eguiguren. Para ello, los asesinos tendrían que renunciar definitivamente a la violencia y el Ejecutivo, además, habría de dar pasos para facilitar la presencia de la autodenominada "izquierda abertzale" en las instituciones.
Esta es la hoja de ruta fundamental que los socialistas han perfilado con el dúo ETA-Batasuna durante los últimos tiempos y que, con más o menos altibajos, se va cumpliendo paulatinamente. Según fuentes de instituciones penitenciarias a las que ha tenido acceso Euskadi Información Global, los etarras en las cárceles españolas manejan planteamientos de redención de penas que incluyen la flexibilización de las medidas penitenciarias para los reclusos enfermos, el progresivo acercamiento de presos a cárceles del País Vasco y el diseño de políticas carcelarias no restrictivas que faciliten las excarcelaciones de terroristas. De hecho, entre los presos de la banda terrorista proclives a que ETA ponga punto y final a sus acciones criminales, existe el convencimiento de que, en un plazo no superior a los cinco años, la mayor parte de ellos se encontrarán en libertad, a excepción de los más irreductibles. El propio colectivo de presos etarras en las cárceles españolas ha realizado ya una estimación de futuro de cómo pueden ir las cosas y ha calculado que para el año 2016, si previamente se confirma el abandono definitivo de las armas por parte de la banda terrorista ETA, apenas una treintena de terroristas, los más violentos, fanatizados e irreductibles, continuarían en prisión.
Recientemente, y según ha revelado el diario "El Correo", la autodenominada "izquierda abertzale" habría recordado a José Luis Rodríguez Zapatero estos planteamientos y habría trasladado al entorno del presidente la necesidad de realizar algún "gesto" cotundente con los terroristas encarcleados para apuntalar de manera definitiva un "proceso de paz" que, en cualquier caso caso, los antiguos proetarras consideran definitivo y sin marcha atrás.
Actualmente, hay 729 terroristas encarcelados, 577 en España, y la inmensa mayoría de éstos, incluidos algunos de los miembros más destacados del Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK, en euskera), que hasta la fecha era el gran guardián de las esencias etarras en las cárceles españolas, se muestran partidarios de esta estrategia. De hecho, ayer mismo, el EPPK afirmaba que su "prioridad" en este momento es "construir el proceso democrático" y añadía que se situará "en primera línea en esa dirección".

Declaración institucional de las víctimas del terrorismo sobre la excarcelación de etarras



Editorial: La aberración ética de la paz por presos



Respuesta de las Víctimas del Terrorismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...