El nacionalsindicalismo vasco de ELA y LAB se concentra frente a la sede del BBVA en Bilbao para exigir que el banco devuelva el trabajo a un etarra en prisión por colaborar en el asesinato de varios guardias civiles

Manifestación conjunta de ELA y LAB
Euskadi Información Globlal. Redacción. Bilbao.  El nacionalsindicalismo vasco de ELA y LAB, que jamás ha levantado su voz, por ejemplo, para exigir a las empresas vascas que proporcionen puestos de trabajo a las víctimas del terrorismo o para demandar flexibilidad laboral para los miles de ciudadanos vascos amenazados por la violencia etarra, sí que se moviliza, y mucho, en defensa de los terroristas. 
Ambas centrales sindicales, la primera de ellas próxima al PNV más rancio y radical, y la segunda abiertamente proetarra, se han concentrado ante la sede del BBVA de Bilbao para exigir a este banco que readmita a su antiguo puesto laboral al recluso José Manuel Fernández Pérez, actualmente en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca, donde ingresó en 1992 por facilitar información al “comando Vizcaya” para cometer atentados contra la Guardia Civil, entre ellos el que terminó con la vida del policía José San Martín.
Fernández Pérez, sentenciado a 30 años de cárcel, de los que ha cumplido solamente 18, disfruta ya, desde el pasado mes de diciembre, del segundo grado penitenciario -sale a diario de la cárcel para recibir cursos de formación-, permiso que le fue concedido por la juez de la Audiencia Nacional Ruth Alonso, en contra el criterio de la Junta de Tratamiento Penitenciario.
Por su parte, el BBVA ha anunciado que descarta la reincorporación del preso a su puesto de trabajo. Un portavoz de la entidad aseguró que la relación laboral con el recluso está "extinguida desde que tuvo una sentencia condenatoria en firme", en virtud del Estatuto de los Trabajadores.

1 comentario:

  1. Valore usted la importancia que pueda tener, pero pondré de manifiesto un nuevo error en su información. El Auto en virtud del cual se concedió a Fernández Pérez el segundo grado penitenciario fue obra del magistrado José Luis Cstro, titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria y no de Ruth Alonso. Decisión que, guste o no, es fruto del Estado de Derecho. Otra cosa es que a algunos les guste solo una cara de ese Estado.

    Txema Urkijo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...