La Europa más estéril y purulenta de las últimas décadas otorga su capitalidad cultural a una ciudad gobernada por un proyecto político diseñado por la banda terrorista ETA

Euroimbéciles
Autor: Raúl González Zorrilla
La idea geopolítica de Europa no coincide con la noción filosófica de Occidente, y hoy sabemos mejor que nunca que sobre esta distinción habrán de construirse y levantarse nuestras últimas esperanzas de civilidad.
El viejo continente, económicamente gangrenado, políticamente irrelevante, intelectualmente adocenado, colectivamente desarticulado y socialmente exhausto se ha convertido en una babel purulenta de intereses barriobajeros, de mezquindades compartidas, de estupideces generalizadas, de descomposición institucional y de creencias irracionales y zafias. Algunos sectores periodísticos y literarios de Estados Unidos hablan de euroimbecilidad cuando quieren referirse a algunas particularidades especialmente propias de la actualidad europea y, bajo este apelativo, pueden agruparse conceptos tan dispares como la incapacidad de los eurogobiernos democráticos para utilizar la violencia legal, la permanente existencia de una euroizquierda disparatada que un día sí y otro también encuentra los espacios más destacados en los medios de comunicación, la aceptación del multiculturalismo como un tótem sagrado a pesar de su fracaso permanente en todos los lugares donde se ha impuesto o la absoluta incapacidad del proyecto paneuropeo para diseñar políticas de innovación, para incrementar sus ridículos niveles de productividad o para superar décadas de aversión teórica al desarrollo tecnológico y científico.
Esta Europa repleta de lodo produce toneladas de barro y ahora, de entre al fango, ha pescado una decisión inexplicable, incomprensible, oscura y fallida que ha otorgado la capitalidad cultural europea 2016 a San Sebastián y que pone en manos de Bildu, el proyecto político diseñado por la banda terrorista ETA para introducirse en las instituciones vascas, casi cien millones de euros con los que gestionar los fastos tan vacuos como simbólicos que acompañarán a tal designación.
El Consejo de Ministros de Cultura de la Unión Europea, integrado por personajes de la talla de Ángeles González-Sinde, ha delegado la decisión de la capitalidad europea para 2016 en un jurado tan apesebrado como ignorante y este tribunal, repleto de adanismo y de buenismo y ungido de una ética blanda tan acomodaticia y dúctil como corrosiva y virulenta, ha decidido regodearse en la infamia y otorgar a la villa guipuzcoana un brillante reconocimiento por “su apuesta clara por la paz y la convivencia”. O, lo que es lo mismo, esta pandilla de eurocretinos, que ha olvidado interesadamente que la banda terrorista ETA todavía permanece en activo y que tiene en San Sebastián el centro neurálgico de su negocio de muerte, ha retribuido que, en su “programa cultural”, Donostia reparta la responsabilidad de medio siglo de terrorismo entre todos sus ciudadanos, que apueste por una visión de nuestra reciente historia en la que no hay víctimas ni verdugos, que imponga un relato indecente en el que la paz ha de construirse sobre un perdón obligado y en el que el nacionalterrorismo etarra que ha causado centenares de asesinados en la ciudad queda libre de toda sospecha porque el objetivo, a partir de ahora, es construir “semilleros de paz para la reconciliación”.
Este, y no otro, es el auténtico significado de la capitalidad europea que se ha otorgado a San Sebastián para que, en el nombre de la ciudad, y a través de Bildu, sea la banda terrorista ETA la que gestione el galardón. Algún día habremos de saber qué es lo que se ha pagado, cuántos pelos en la gatera se ha dejado el Gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero para que esta patraña inmoral haya podido consumarse, pero lo que sí tenemos ahora es una certeza indeleble: menos mal que la idea de Europa y la idea de Occidente no son coincidentes, porque si así lo fueran, y a tenor de decisiones como la que comentamos, tendríamos que empezar a hablar ya, indefectiblemente, del fin irreversible de la civilización occidental. Cosa que, sin duda, haría felices a muchos europeos.
Información complementaria:
Víctimas del terrorismo se rebelan y afirman que San Sebastián es una ciudad “intransigente e intolerante” y consideran que su proclamación como capital cultural europea 2016 es una decisión política tomada por "cretinos”

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, impugnará la designación de San Sebastián como capital europea de la cultura 2016 porque la decisión se ha basado en "elementos políticos"

6 comentarios:

  1. mezclando churras con merinas...

    ResponderEliminar
  2. Como siempre el sr Gonzalez. Disfruta mezclando velocidad con tocino.

    Ah por cierto, muy fino eso de tirar la piedra y esconder la mano "Algún día habremos de saber qué es lo que se ha pagado, cuántos pelos en la gatera se ha dejado el Gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero para que esta patraña inmoral haya podido consumarse".

    Alguna evidencia para apoyar esta teoría sr gonzalez? no, verdad? Muy ético, sí...

    ResponderEliminar
  3. Anónimo...supongo que si le decimos que, por ejemplo, el gobierno de zapatero va a pagar 100 millones de euros para que una inútil como Aido entre en la ONU, ¿tambien diría lo mismo? ¿eh genio?

    La realidad es tozuda, el presidente del jurado ha hecho unas declaraciones que directamente atentan contra las bases del concurso, en el que se proscriben los temas políticos.

    Ignoro si San Sebastian hubiera salido sin el tema Bildu de por medio, pero sí se que se ha cometido una gravísima irregularidad avalada por el presidentel del jurado, algo alucinante.

    La que han armado los eurobotarates y la que van a armar los bildutarras.

    ResponderEliminar
  4. vaya, vaya, vaya..y que es lo que le pasa a usted exactamente en el cerebro para poder vomitar tanta basura, tanto rencor y tan mala sangre taaaanto tiempo???

    ResponderEliminar
  5. Al Anónimo anterior: Lo que me pasa se llama de la siguiente forma: casi un millar de asesinatos, decenas de miles de heridos y la mitad de la sociedad vasca no nacionalista amenazada, chantajeada, insultada y despreciada durante medio siglo delante de "ciudadanos ejemplares" como usted que tienen idéntica sensibilidad ética a la de un mejillón. Todo esto para qué. Para que, al final, los asesinos, los cómplices de paisano de estos y "vascos modelo" como usted, acaben escupiendo a las instituciones democráticas por las que otros, siempre otros, han dado la vida. Abra bien sus ojos y sus oídos, estimado Anónimo anterior. Siempre, siempre, nos tendrán enfrente.

    ResponderEliminar
  6. Donde esta la mitad no nacionalista vasca x q. tambien esta el nazionalismo-español amenazada?,que no es la mitad 643.485 voto abertzale-nacionalista sin contar EB y 323.977 constitucionalista(ultimas municipales).Donde esta la mitad?.1/3 son los constitucionalistas.Dejemos de hacer victimismo,Eta son unos ,no todos los politicamente contrarios a vosotros.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...