La Izquierda Unida del País Vasco, presidida por Javier Madrazo, exconsejero del Gobierno de Juan José Ibarretxe, se rompe por su utilización de la política para traficar influencias y obtener beneficios económicos

Mikel Arana y Javier Madrazo

Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria. La dirección de Ezker Batua-Berdeak, la Izquierda Unida vasca, está dispuesta a expulsar al presidente de esta formación, Javier Madrazo, por considerarle el principal responsable del escándalo generado por la petición de 600.000 euros y de una cuarentena de puestos de trabajo al PNV a cambio de un apoyo que posibilitara que Xabier Agirre, de este partido, fuera reelegido como diputado general de Álava. Además de Madrazo, también podrían ser expulsados otros dirigentes de la IU vasca como Serafín Llamas, lugarteniente del presidente de la formación que ya ha puesto a disposición del partido todos sus cargos; José Navas, cabeza de lista en Vitoria; y las junteras Nerea Gálvez, prima de Madrazo, y Mertxe Etxezarreta.
Exigió al PNV 600.000 euros y cuarenta altos cargos a cambio de apoyarle en Álava
Este escándalo se suma a otros varios protagonizados por la Izquierda Unida de Javier Madrazo, quien fuera durante ocho años consejero de Vivienda en el Ejecutivo ultranacionalista presidido por Juan José Ibarretxe.
Recientemente, por ejemplo, se detectaron indicios de malversación de fondos en el proceso de liquidación de la Cámara de la Propiedad de Vizcaya, que implicaban a dos excargos vinculados al Departamento de Vivienda. Estos graves desajustes, que actualmente se encuentran en manos de la Fiscalía del Tribunal Superior del País Vasco y del Tribunal de Cuentas, se remontan a 2006, cuando el Gobierno central reguló el cierre de las antiguas cámaras de la propiedad. En aquel entonces, Madrazo encargó a José María Gonzalo la liquidación de esta institución, y éste contrató a Jon Alonso para administrar el proceso. Sin embargo, los fondos de la Cámara de la Propiedad –valorados en 444.345 euros en una auditoría oficial– no se destinaron a la Hacienda foral, como fija la normativa, sino que los dos funcionarios los utilizaron para sus propios fines, según todos los indicios. De hecho, la Oficina de Control económico del Gobierno vasco determinó que parte de estos fondos se destinaron a pagos cuyo destino se desconoce, mientras que otra parte se ha localizado en una cuenta personal de Jon Alonso.
Madrazo se gastó casi 600.000 euros en viajes durante su etapa de consejero de Vivienda en el Gobierno ultranacionalista de Juan José Ibarretxe
José María Gonzalo, nombrado para dirigir la liquidación por ser el delegado territorial de Vivienda en Vizcaya, ha respondido a la petición de aclaraciones del Gobierno alegando que parte de los 444.345 euros fueron dirigidos a la realización del largometraje de ficción de temática gay “Ander”, subvencionado por el Servicio Berdindu de atención a gays y lesbianas, perteneciente al Ejecutivo autonómo. De hecho, Gonzalo figura como productor ejecutivo de la cinta y Jon Alonso como ayudante de productor ejecutivo. Además, Berdindu, dependiente del Departamento de Madrazo, contaba para su gestión administrativa con el trabajo de Jon Alonso, en cuya cuenta personal se han encontrado 106.653 euros procedentes de la liquidación del patrimonio de la Cámara de la Propiedad.
Estos hechos presuntamente delictivos relacionados con la gestión de la liquidación de la Cámara de Propiedad Urbana de Bilbao se sumaron en el tiempo a otro escándalo de menor fuerza, pero no menos relevante, derivado de los viajes al extranjero realizados por Javier Madrazo a lo largo de su última legislatura en el Gobierno de Juan José Ibarretxe. Concretamente, el todavía presidente de la Izquierda Unida vasca se gastó en estas salidas 500.000 euros, cantidad que resultó extremadamente sospechosa si se tiene en cuenta que la Consejería que dirigía Javier Madrazo era la de… Vivienda y Asuntos Sociales.
Izquierda Unida también desvió fondos de la liquidación de la antigua Cámara de la Propiedad de Vizcaya
Javier Madrazo, en un alarde escandaloso de cinismo, escribía recientemente en su blog: “No deja de ser una aberración que quienes nos imponen al reforma laboral, el despido aún más barato, la precariedad, la rebaja de los sueldos en la Administración, el recorte de prestaciones sociales y la ampliación de la edad de jubilación a los 67 sean, al mismo tiempo, quienes aceptan retribuciones de escándalo, sirviéndose de su paso por el Gobierno para hacer del tráfico de influencias toda una profesión. Aznar y González son las dos caras de una misma moneda como lo serán, en su día, Zapatero y Rajoy”.


2 comentarios:

  1. Ah, la izmierda española, siempre con ese "haz lo que diga, no lo que haga".

    ResponderEliminar
  2. Sr Ogro, eso era la derecha. Ups, no, la derecha no que es intocable.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...