Vergüenza ajena en las Juntas Generales de Guipúzcoa: Los nacionalistas vascos, encabezados por PNV y Bildu, dicen que exigir la disolución de ETA es un comportamiento de "extrema derecha"

Markel Olano
El totalitarismo nacionalista vasco, liderado por Bildu y PNV y secundado por Aralar, ha rechazado una propuesta que el PP había presentado en las Juntas Generales de Guipúzcoa para condenar a ETA y exigir la disolución de la banda terrorista. La moción solamente contó con el apoyo de los propios populares y de los socialistas, aunque estos últimos, posteriormente, acordaron con el partido de Iñigo Urkullu una enmienda que apelaba al Gobierno central para que "abriera un diálodo con los criminales". 
La iniciativa del PP solicitaba a las Juntas Generales de Guipúzcoa que condenaran "de manera expresa" todos y cada uno de los 857 asesinatos de la banda terrorista y pedía "reprobar la injustificable historia de terror y dolor a la que ETA ha sometido a la ciudadanía vasca y al conjunto de la española, y a las víctimas del terrorismo, en particular". 
Idoia Ormazabal, de Bildu, la coalición filoetarra con presencia mayoritaria en las Juntas de Guiipúzcoa, criticó que la propuesta del PP "no es acorde con los tiempos actuales" porque "plantea esquemas superados" y "no tiene en cuenta que en Euskal Herria han cambiado muchas cosas". Un criterio que también compartió Aralar, para cuyo representate "ETA ha adoptado compromisos claros y se encuentra en un proceso de verificación por parte de intermediadores internacionales". El portavoz del PNV en las Juntas, Markel Olano, ex-diputado general de Guipúzcoa, tildó la enmienda del del PP de "extrema derecha". 
Ante esta situación, Gorka Maneiro, parlamentario de Unión Progreso y Democracia (UPyD), ha señalado que “los nacionalistas, constituidos en un bloque impertérrito y sectario, no quieren la disolución de ETA sin antes pagar un precio político”. Y añade: "“Pretenden reescribir la historia, como si en Euskadi hubiera habido dos bandos enfrentados en una especie de guerra y no una organización criminal y asesina; pretenden insultar a las víctimas y lograr una paz sin vencedores y vencidos. Todo esto es lamentable. Especialmente la postura del anterior diputado general, el peneuvista Markel Olano, un nacionalista radical, más cercano a los victimarios que a las víctimas, indigno ya durante el tiempo que fue diputado general y que nos produce vergüenza ajena”.

Informaciones complementarias
Aralar o la incesante búsqueda del olvido

El nacionalismo vasco más radical se hace fuerte en Guipúzcoa 

Nacionalistas y socialistas buscan mezclar y equiparar a todas las víctimas con el objetivo de diluir las responsabilidades de medio siglo de violencia terrorista 


Manifiesto de Intenciones ante la llegada de Bildu a la Diputación Foral de Guipúzcoa 
 
Cinco de los doce directores generales nombrados por la Diputación Foral de Guipúzcoa, en manos de Bildu, han pertenecido a diferentes franquicias “políticas” de la banda terrorista ETA

Bildu comienza a llenar de basura la Diputación de Guipúzcoa y sitúa a varios proetarras en puestos claves de la institución foral

Despachos desde el infierno Bildu

2 comentarios:

  1. Dice el diputado general de Guipúzcoa, señor Garitano que daría la bienvenida a los Príncipes de Asturias, siempre y cuando vengan con buena voluntad y respeto. Apuntó también que deseaba que los miembros de la Casa Real respetaran a nuestro pueblo y a su capacidad de decisión; añadiendo que no va a hacer caso a las peticiones para que exija la desaparición de ETA. (¿?) Horas después manifestó que no les daría la bienvenida porque les consideraba “el símbolo de la negación de este pueblo”. Buena voluntad y respeto de la que Garitano carece, con el agravante de que se arroga la representatividad, que con sus declaraciones y posicionamientos, certifica no tener.
    Es evidente que el señor Garitano, los Bildubatasuna y ETA, se complementan, por eso, como dice, no va a exigir la desaparición de la banda. Nada nuevo. Los Bildu y sus representantes, nunca exigirán la desaparición de la banda, no condenarán sus crímenes y seguirán equiparando a víctimas y verdugos; seguirán condicionando el fin de la violencia a la satisfacción de las demandas etarras.
    La labor de Garitano y de todos aquellos a quienes representa, no es recibir a los representantes reales; es atender a terroristas encarcelados, enterrar a los asesinados apresar a las víctimas y a quienes no piensen como ellos. Es acusar al Gobierno de opresor, ridiculizar al Rey, a la Guardia Civil, a la Policía Nacional, reírse y quemar los símbolos del Estado y rechazar las normas de convivencia establecidas. La aquiescencia de los representantes de Bildu, se manifiesta un día sí y al otro también. Alsasua: Por su Youtabe “nos espera un futuro negro”. “Que se vayan a hacer ostias”. Fiestas.
    Ya está bien de tantos engaños y escarnios. Los Bildu con Garitano y sus representantes lo que tienen que hacer es traducir en hechos sus discursos y promesas por los que se les permitió legalizarse y entrar en las instituciones. De lo contrario, que Zapatero y quienes les apoyaron para entrar, pidan a los tribunales de justicia que actúen.

    ResponderEliminar
  2. Todo el mundo sabemos que Bildu es ETA, y que solo el paripé socialista y sus títeres del Constitucional lo sustentan. Con el aplauso del nacionalismo "moderado" claro, ¡como no!.

    Porque que Bildu haga lo que hace o diga lo que dice no debería sorprender a nadie (si acaso avergonzar a algun juez mamarracho); lo que debería escandalizar es lo del PNV, ese partido que lleva 30 años dorando la píldora de batasuna, y por tanto de ETA. 30 años de apoyo económico, social, judicial y político.

    De hecho, ¿en que diablos se diferencia bildasuna y pnv?...en muy poco, y escuchando a Markel Olano, NADA.

    La sociedad debería abrir los ojos a una verdad muy incómoda: sin la ayuda del PNV, ETA no existiría.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...