Iñaki Antigüedad, el diputado de la "izquierda abertzale" que se congratulaba de su "sangre roja", posee tres viviendas y más de 80.000 euros en metálico

Cuando los filoterroristas viajan en BMW
Iñaki Antigüedad
Iñaki Antigüedad, el ayer proetarra y hoy rostro "amable" de la "izquierda abertzale" que en su momento insultó al Rey afirmando que “las morcillas de los cerdos se hacen con sangre roja" y que “la sangre azul sólo sirve como betún para los zapatos", percibió en el año 2010 un total de 53.476,37 euros como profesor universitario, más 7.101,13 euros por conferencias, y pagó 23.189,99 euros de IRPF. Además, Antigüedad, que durante décadas ha jaleado a una banda terrorista que se ha jactado de asesinar a empresarios y de "luchar contra la explotación obrera", cuenta con tres viviendas en Vizcaya: dos pisos en régimen de gananciales (el de residencia en Ispaster y otro en Bilbao con plaza de garaje) más un tercero que heredó de su madre en 2008. También declara poseer un coche, 14.813,07 euros en una libreta de ahorros, 56.797,30 en un plan de pensiones y 16.338,64 euros en fondos de inversión, así como un préstamo firmado en 2005 con un capital pendiente de 127.377,22 euros.
Estos datos, extraídos de la declaración de bienes del Congreso de los Diputados, revelan además que Xabier Mikel Errekondo, portavoz de Amaiur en el Parlamento, también pertenece a esa paradójica y cínica estirpe de "radicales exquisitos" tan habitual en las filas de la autodenominada "izquierda abertzale". Declaró en 2010 rentas por trabajo de 63.867,12 euros y afirmar haber pagado 13.330,14 euros de IRPF. Posee una vivienda y dos locales en Guipúzcoa, así como dos fincas (una rústica y otra urbanizable) y dos vehículos de alta gama: un Audi A6 y una moto BMW 1150R. Cuenta además con 109.034,24 euros en cuentas y planes de pensiones, y sobre él pesa una hipoteca con 17.985,9 euros pendientes de pago.
Rafael Larreina, uno de los líderes de Eusko Alkartasuna que más sintonía ha mostrado con etarras reconvertidos y presos de la organización criminal, es propietario de una consultora de comunicación y posee acciones en otras cuatro sociedades por un valor nominal total de unos 18.000 euros. Declaró el pasado ejercicio fiscal 5.036,8 euros en rendimientos de actividad económica y no tuvo que pagar IRPF. Posee el 27% de una vivienda unifamiliar en Álava y un panteón familiar, asi como 1.335,22 euros en una cuenta, y tiene en su debe 1.563,53 euros pendientes de un crédito y aplazamiento de una deuda con la Seguridad Social por valor de 5.737,36 euros.
En cuanto a Iker Urbina, habitual abogado de presos de ETA, declaró 7.750,91 euros por rendimientos de actividades económicas y pagó 1.728,71 euros de IRPF. No declara bienes inmuebles y cuenta con 2.546,64 euros en libretas de ahorro, un Daewoo y 5.353,66 euros euros en un plan universal de la Mutualidad General de la Abogacía.

1 comentario:

  1. Hay que ver los kamaradas proletarios como se las gastan, diriase parecen burgueses que han medrado en esta sociedad capitalista que tanto odian.

    De traca, es que no fallan, son sota caballo y rey. Y tanta gente que no se entera y les vota aun en esa dinamica de comunistas trasnochados. Hay que ser imbecil.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...