Fallece el empresario guipuzcoano Antonio Aranzábal, patrono de la Fundación Gregorio Ordóñez y persona con una trayectoria vital fascinante siempre cercana a las víctimas del terrorismo



El pasado viernes 27 de enero falleció en Buenos Aires (Argentina)  el empresario guipuzcoano Antonio Aranzábal Loiti (Zarauz, 1930) fundador de Bombas Itur, una de las principales compañías de este territorio, y poseedor de una fascinante trayectoria vital, tanto personal como profesional, que le llevó a convertir su empresa, dedicada al diseño y fabricación de bombas de extracción para todo tipo de industria, en una firma de primer orden presente en 65 países de todo el mundo.
Hombre siempre comprometido con la educación, el desarrolo y la civilidad, Aranzábal, a través de la Fundación que lleva su nombre, patrocinó cátedras para el fomento del emprendizaje y colaboró con diferentes centros de enseñanza para la concesión de becas de estudio y de reconocimiento a los alumnos más aplicados en sus estudios.
Ciudadano íntegro siempre comprometido con la justicia, orgulloso vasco y español, hombre hecho a sí mismo, trabajador incansable, padre de cinco hijos y persona permanentemente atenta y cercana a las víctimas del terrorismo, Antonio Aranzábal ha dejado este mundo después de vivir una vida ejemplar que, en palabras de la Fundación Gregorio Ordóñez, de la que era patrono, dedicó a "aprender, emprender y enseñar".
"Antonio Aranzábal: La pasión por emprender". Una biografía de Raúl González Zorrilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...