La campaña "Escuela sin Wifi" está impulsada por tres fundaciones ambientalistas que comparten presidente y domicilio social con una empresa que ofrece "productos" y "soluciones" contra los "riesgos" de las ondas y los campos electromagnéticos

El año 2009 llevó la tecnología WiFi a las aulas vascas con el fin de que los alumnos de la comunidad pudieran acceder a Internet desde sus ordenadores. Prácticamente desde aquel momento inicial, diferentes organizaciones sociales de Euskadi y de Navarra, próximas a las tesis antiprogreso, maquinistas e irracionales de la autodenominada "izquierda abertzale", comenzaron la campaña "Escuela sin WiFi", que estos días ha vuelto a ponerse en marcha en el País Vasco, con gran eco en medios de comunicación como EITB.
Concretamente, en la comunidad autónoma vasca es la Coordinadora de Afectados por Campos Electromagnéticos EKEUKO-COVACE la que está liderando estas protestas, mientras que en Navarra las reclamaciones para que se eliminen las redes WiFi de los centros de enseñanza están encabezadas por ASANACEM/EEKN, la Asociación de Afectados por Campos Electromagnéticos. Pero lo que estos dos colectivos ocultan a la opinión pública es que la campaña "Escuela sin WiFi" es una iniciativa de la Organización para la Defensa de la Salud, la Fundación Vivo Sano y la Fundación para la Salud Geoambiental, tres entidades que comparten sede social (C/ Príncipe de Vergara Nº36 6º D) en Madrid con la empresa Geosanix, dedicada sospechosamente a la venta de productos, servicios, soluciones y asesoría contra presuntos "riesgos geoambientales". Además, la Fundación para la Salud Medioambiental tiene como vicepresidente a Fernando Pérez Fernández quien, a su vez, es presidente de Geosanix, mientras que el administrador de esta compañía, José María Hernández García, es, al mismo tiempo, presidente de la Fundación para la Salud Medioambiental. Recientemente, Geosanix ha efectuado una ampliación de capital por valor de 300.000 euros, según se recoge en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Este oscuro entramado de intereses económicos, que primero afirma que las ondas y los campos electromagnéticos son perjudiciales para, posteriormente, cobrar grandes sumas para evitar sus efectos malignos, oculta que, hasta el momento, no hay ni un solo estudio científico serio que relacione las redes WiFi con el cáncer infantil. 
Tanto es así que el "Journal of the National Cancer Institute", la revista de investigación contra el cáncer más importante del mundo, publicaba no hace demasiado tiempo un estudio que demostraba que los niños y adolescentes que usan el teléfono móvil habitualmente no corren un mayor riesgo de sufrir un cáncer cerebral que los que no lo hacen. John D. Boice y Robert E. Tarone, del Instituto Internacional de Epidemiología, una organización integrada por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, explican: “De acuerdo con prácticamente todos los estudios realizados en adultos expuestos a las ondas de radiofrecuencia, no existen pruebas convincentes de que los niños que usan teléfonos celulares tengan un mayor riesgo de desarrollar un tumor cerebral que los niños que no los utilizan”. Boice y Tarone recuerdan también que “el efecto fotoeléctrico no es una cuestión de opinión, la absorción de energía de radiofrecuencia no puede romper las moléculas de ADN, y los estudios de carcinogenicidad en animales son bastante consistentes en mostrar que no hay aumentos de cáncer como consecuencia de la absorción de energía de radiofrecuencia”.
Información complementaria
Nacionalismo, terrorismo, irracionalismo y acientificismo en el País Vasco

4 comentarios:

  1. por que el wifi no es dañino

    http://translate.google.es/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.nodeju.com/15280/wifi-rays-not-harmful-to-kids.html

    ResponderEliminar
  2. No, no lo es. Por eso algunos se quieren aprovechar del miedo irracional a algo que científicamente se ha demostrado que no es dañino para obtener beneficios. Es tan viejo como la Iglesia Católica.

    ResponderEliminar
  3. No dudo por un momento que si por esta gente fuera, que ya sabemos a que ideología van unidos, eliminarían Internet.

    Ideología muy laica por cierto.

    ResponderEliminar
  4. El tal Jose María Hernández Garcia es socio de Mikel Urizarbarrena y su esposa Berta Frías, miembros destacados de la Iglesia de la Cienciología.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...