Los terroristas callejeros de la “primavera valenciana” siguen un “manual de lucha” calcado de los utilizados durante años por los cachorros etarras de Jarrai y Segi

Intento de agresión a policías en Valencia

Los últimas operaciones policiales que hace unos años terminaron con la desarticulación de “Segi”, la organización juvenil que aglutinaba a los cachorros de ETA, descubrieron un “Manual Básico de la Lucha Popular” en el que se recogían completas instrucciones de actuación dirigidas a los terroristas callejeros.
Aquel documento, de 22 páginas, sirvió en su momento al juez Fernando Grande-Marlaska, recién elegido ahora presidente de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, para encarcelar a los principales cabecillas de la organización proetarra y, al parecer, se ha convertido en una herramienta de uso común para todo tipo de movilizaciones filoterroristas, radicales y antisistema.
De hecho, el “Manual de los disturbios #PrimaveraValenciana” que estos días utilizan los terroristas callejeros jaleados y comprendidos por los socialistas y los nacionalistas valencianos coincide en varios apartados con el pasquín habitualmente utilizado por los jóvenes batasunos.
Si en la “academia etarra”, tal y como la definió el juez Grande-Marlaska, se llamaba a actuar principalmente contra todo tipo de objetivos infraestructurales (incluyendo el envenenamiento de depósitos de agua potable), bancos, oficinas de seguros, sedes de partidos políticos y edificios institucionales, los estrategas valencianos inciden ahora en los mismos aspectos: “Debemos atacar las estructuras capitalistas más destacadas, como por ejemplo sucursales bancarias o comercios pertenecientes a grandes empresas (Telefónica, McDonalds, ETTs, etc).” “Hay que cambiar la estrategia con respecto a la policía”, dice el texto, “en vez de atacar a la policía hay que bloquearla, para, de este modo poder atacar las sedes del capital”.
El documento que utiliza la izquierda totalitaria levantina para “adoctrinar” a sus huestes explica también detalladamente, del mismo modo en que se recogía en el folleto de los proetarras, detalladas explicaciones sobre la normativa legal para quedar impunes ante cualquier denuncia policial, sobre cómo identificar las diferentes estrategias de seguridad puestas en marcha por los cuerpos de seguridad o sobre cómo protegerse ocultando siempre el rostro.
Concretamente, y con respecto al recurso a los abogados afines, el panfleto “Manual de los disturbios #PrimaveraValenciana” explica que, en algunas manifestaciones, los convocantes disponen de una "comisión legal". "Esta comisión la componen uno o varios abogados vinculados a la organización. En caso de que los organizadores repartan octavillas con los teléfonos de estos abogados, no dudes en coger una. En cualquier caso lo más recomendable es apuntarse el teléfono en el brazo u otro lugar del cuerpo por si la policía te cachea y te quita lo que lleves encima o lo pierdas. Estos abogados estarán atentos al teléfono por si hay detenidos. Para las manifestaciones en las que no hay ‘comisión legal’, y sobre todo en general para la gente joven, lo recomendable es estar activo en alguna organización política que tenga contacto con abogados (además de que la lucha anticapitalista, cuanto mejor organizada, más efectiva).”





1 comentario:

  1. Están bastante rabiosos. Tienen muy mal perder.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...