El Gobierno de Patxi López otorga una subvención de 6.427 euros a la empresa Oxer Sport, propiedad de Álvaro Arrieta, marido de Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento vasco

"Arantza Quiroga, lo público y lo privado"

En una resolución firmada el pasado 15 de febrero, el viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno vasco, Antonio Rivera, autoriza la concesión de una subvención de 6.427, 84 euros a la empresa irunesa Oxer Sport, dedicada a la organización de todo tipo de espectáculos deportivos y especializada en la puesta en marcha de los principales eventos ecuestres que tienen lugar en España. El Ejecutivo de Patxi López otorga esta ayuda a Oxer Sport para el desarrollo del Concurso Hípico Internacional de Donostia-San Sebastián, que se celebrará próximamente en la capital guipuzcoana. El director general de Oxer Sport es Álvaro Arrieta Konyay, marido de Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento vasco, y en esta firma trabaja también Iosune Quiroga, hermana de la destacada representante de los populares vascos.
Con toda probabilidad, la aprobación de esta aportación económica a Oxer Sport cumple estrictamente con todas las exigencias normativas e, incluso, hasta es posible, aunque poco probable, que el apoyo del Gobierno socialista a la empresa del marido de la principal dirigente del Partido Popular en Euskadi sea realmente necesaria para que, al final, tenga lugar la competición equina en cuestión. Pero los requerimientos legales, en ocasiones, poco tienen que ver con las exigencias morales, y las normas éticas más elementales apelan a que todas las administraciones públicas deberían abstenerse de conceder cualquier apoyo económico, independientemente del volumen de éste, a personas o empresas directamente ligadas a quienes forman parte primordial de esas mismas instituciones.
Ciertamente, el Gobierno vasco, que a través de su Consejería de Cultura, es el responsable de la concesión de la subvención a Oxer Sport, es independiente del Parlamento autónomo, pero es éste quien nombra y mantiene al Ejecutivo y, en este caso, además, son los apoyos del Partido Popular los que permiten que Patxi López pueda seguir sacando la legislatura adelante. En este sentido, la entrega de 6.427,84 euros a la empresa irunesa Oxer Sport no puede ser juzgada, solamente, bajo el punto de vista de si la firma cumple o no las condiciones necesarias para recibirla. El conflicto surge cuando se tiene en cuenta que, quizás, la viceconsejería de Cultura del Gobierno vasco no tenía opción para rechazar la solicitud de Oxer, como, de hecho, sí hizo con las peticiones de otras cuatro entidades. ¿Alquien cree de verdad que, una vez presentada la solicitud de subvención, existía alguna posibilidad de que Oxer Sport, la empresa en la que trabaja el marido y una hermana de la presidenta del Parlamento vasco, no obtuviera la ayuda? Es en este punto donde aparece la impudicia en una aportación de 6.427, 84 euros que nunca tendría que haberse concedido y que, sobre todo, jamás debió haberse pedido.
Quiroga inaugura la tienda Nespresso
Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento vasco, tendría que prestar más atención a ese territorio movedizo, confuso y escabroso en el que se mezclan y confunden las actividades privadas de su familia y la representatividad pública que le corresponde por su nombramiento. Porque la intromisión de Oxer Sport en la agenda de la máxima responsable y representante del Parlamento vasco, es ya repetida. En septiembre de 2010, Arantza Quiroga, haciendo gala de su cargo, cortó la cinta inaugural con la que se abría la primera tienda de la marca de café Nespresso en San Sebastián. El hecho, en sí, ya sería impúdido por su descaro a la hora de mezclar la representatividad pública en una iniciativa absolutamente privada; pero el acto se convierte en auténticamente obsceno si se tiene en cuenta que, unas semanas antes de la apertura del local de Nespresso en San Sebastián con la participación activa de la Presidenta del Parlamento vasco, la compañía cafetera había financiado una de las pruebas del Gran Premio de España de Equitación que aquel año había organizado en Valencia la empresa... Oxer Sport.

Informaciones relacionadas


Carles Vilarrubí, presidente de la empresa guipuzcoana Oxer Sport, fue mentor de Iñaki Urdangarín y compartió varios accionariados y consejos de administración con él

Álvaro Arrieta, consejero delegado de Oxer Sport y marido de Arantza Quiroga, presidenta del Parlamento vasco, también coincidió con Iñaki Urdangarín y Carles Vilarrubí en Octagon Esedos

La empresa irunesa Oxer Sport, Octogon Esedos y el Instituto Noos, que han compartido socios y directivos a los largo de los últimos años, organizaron varios de los principales y millonarios eventos deportivos impulsados por el Gobierno valenciano de Francisco Camps

Alfredo de Miguel, ligado a la trama de espionaje a favor del PNV en Álava, investigó a Álvaro Arrieta, consejero delegado de la firma irunesa Oxer Sport y socio de Carles Vilarrubí, mentor de Iñaki Urdangarín en sus primeros pasos empresariales

5 comentarios:

  1. Se aprecia que la nueva estrategia del PP, con respecto a ETA y toda la familia abertzale, desconcierta a buena parte de su electorado. Las recientes declaraciones del ministro de Interior, manifestando que no le consta que los batasunos-bidus-amaiur, debieran de ser ilegalizados, confunden porque se debieran de tener en cuenta sus comportamientos y activar argumentos jurídicos para su posible ilegalización. Una cuestión es que de momento, no sea posible ilegalizarlos y otra pecar de pasividad, prudencia e inteligencia, obviando la firmeza y la eficacia del compromiso electoral.
    La relación, vinculación y colaboración de los abertzales con la banda, (lo dijo también el TEDH) es evidente. En el Congreso están haciendo el discurso de ETA, se niegan a condenar a la banda y no aceptan las normas establecidas. El Ministro y algunos Oyarzabal del PP han olvidado que deben de aplicar la doctrina del Supremo, del TC y del Europeo de Derechos Humanos, para evitar que quienes justifican la violencia, (o no la condenan) no puedan utilizar las instituciones. Cuando el Ministro habla de prudencia, inteligencia y mantener la unidad, pienso que está preparando, (defraudando a las víctimas) el terreno para relativizar sus compromisos.
    Si no reconocen el sufrimiento causado, no piden perdón, no restituyen, no exigen a ETA la entrega de las armas, ni cooperan con la Justicia para esclarecer los crímenes, ¿hay que hacerles concesiones políticas y penitenciarias y habrá que incluirles en la hoja de ruta y rendirles pleitesía a cambio de que por fin no sigan asesinando?.
    Para más desconcierto, faltaría que el PP se uniera al proyecto pro memoria de las víctimas, que satisfaga al PNV, Aralar, EA y Amaiur, equiparándolas, para que los abertzales justifiquen y se pase página sobre las atrocidades cometidas.
    Ser incoherentes desconcierta.

    ResponderEliminar
  2. Hay cosas peores, pero esto no me gusta nada. Y eso que son de los míos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Que hubiera dicho Arantxa Quiroga si su predecesora en el cargo, Izaskun Bilbao del pNV, hubiera inaugurado una tienda de Fagor? ¿Y si Juan José Ibarretxe hubiera subvencionado al marido de Doña Izaskun?

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, legalmente puede ser todo resplandeciente. Pero desde una óptica sanitaria y moral, es de un obsceno que echa para atrás.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...