Garbitania, la empresa que Bildu ha construido en Guipúzcoa para gestionar los residuos, afirma emplear a 31 personas, pero solamente es capaz de identificar a 11 trabajadores

El “chiringuito” empresarial del “puerta a puerta” (II)
¿Dónde han ido a parar los 1.455.261 euros que la empresa destinó en 2011 a ‘mano de obra’?
La "gestión" de residuos, según Bildu

EIG. Redacción. San Sebastián.
Garbitania, el “chiringuito” económico que Bildu ha puesto en marcha para subcontratar la recogida de basura “puerta a puerta” en algunos de los ayuntamientos guipuzcoanos que controla, es una empresa construida sobre la desinformación, el oscurantismo y la opacidad hasta el punto de que, actualmente y a pesar de que se trata de una entidad pública, nadie sabe con exactitud con cuántos trabajadores cuenta la compañía.
La empresa señala oficialmente que su plantilla está formado por 31 personas (11 técnicos y 20 pertenecientes al equipo de recogida de residuos), pero apenas hace unos meses, Marian Beitialarrangoitia, ex-alcaldesa de Hernani y actualmente responsable de Comunicación de la Diputación Foral de Guipúzcoa en manos de Martin Garitano, actuando como secretaria de Garbitania en calidad de persona impulsora de la misma, afirmaba en un certificado por ella firmado que la compañía tenía 34 empleados (8 técnicos y 26 formando parte de los equipos de recogida). Pero el principal desajuste se produce cuando, recientemente, la gerente de Garbitania, Eneritz Gurrutxaga Gogortza, conocida militante de la autodenominada “izquierda abertzale” en Rentería y hermana del etarra Egoitz Gurrutxaga, que falleció en 2002 al estallarle en las manos la bomba que transportaba, informaba a la oposición del Ayuntamiento de Hernani que su empresa contaba con 11 trabajadores.(Ver documento) Además, en su comunicación incluía únicamente las iniciales de los empleados, ya que, en una explicación absolutamente disparatada, se negaba a dar los nombres de éstos, “por seguridad”.
Según informaciones a las que ha accedido Euskadi Información Global, el gasto en “mano de obra” de Garbitania en 2011 fue de 1.455.261 euros, con lo que si la empresa tuviera, efectivamente, 34 empleados, el gasto correspondiente a cada uno de ellos sería de 42.801 euros, cifra anormalmente alta para el sector de actividad en el que se encuadra la compañía. Pero es que si, al final, Garbitania solamente cuenta en su plantilla con 11 trabajadores, tal y como afirma la gerente de la firma, el gasto por empleado ascendería a 132.296 euros, cantidad a todas luces desproporcionada y fuera de toda lógica. ¿A qué destina Garbitania, entonces, el casi millón y medio de euros que tiene presupuestado para atender a sus "presuntos" trabajadores?
Todo en Garbitania es tan pestilente como los pueblos bildutarras en los que esta empresa gestiona la recogida de basuras “puerta a puerta”. Tal y como informábamos recientemente, la dirección de Garbitania está formada exclusivamente por miembros ligados a la autodenominada “izquierda abertzale” y a la antigua ETA-Batasuna, y, además, los miembros de la actual Junta General de la empresa, Mertxe Aizpurua Arzallus, Luis Intxauspe Arozamena y Aiora Perez de San Roman Uria, se han elegido a sí mismos para formar parte también del Consejo de Administración de la empresa. 
Los socialistas guipuzcoanos han buzoneado en 26 municipios del territorio 87.000 ejemplares de un díptico para informar sobre el "esperpento" que supone el PaP ("puerta a puerta"). Además, el PSE-EE ha presentado una moción en aquellos municipios donde se va a imponer el "puerta a puerta", en contra de este sistema de recogida de basuras.
El “chiringuito” empresarial del “puerta a puerta”. 1ª Parte
Información complementaria 
El PSE buzonea un díptico en el que denuncia el "esperpento del puerta a puerta"

Joseba Kamio, antiguo dirigente de Jarrai, las juventudes de ETA-Batasuna, es el propietario del dominio en Internet de la recogida de residuos “puerta a puerta” impulsada por Bildu en Guipúzcoa


La pestilencia amenaza a gran parte de Guipúzcoa después de que Bildu se haya hecho con el control absoluto de la Mancomunidad de San Marcos, organismo que diseña el tramiento de residuos en gran parte del territorio

San Sebastián deja el procesamiento de basuras en manos de los proetarras y éstos convierten algunos pueblos en lugares fétidos llenos de desperdicios

2 comentarios:

  1. Hay que ver como los bildasunos o bildatarras se han adaptado a las costumbres patrias, dedicándose a esquilmar el erario y a enchufar amigotes y sin olvidar las consabidas cuentas oscuras.

    Debe ser cosa del hecho diferencial el coger esas costumbres tan rápido. Otros partidos tardan por lo menos 2 o 3 años.

    Diríanse se comportan como maketo cualquiera.(léase por favor con la debida sorna)

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, ahí les has dado.
    Siempre he pensado que bajo ese aire de superioridad "maqueto" o "coreano" se esconde un profundo complejo de inferioridad. No me extrañaría quie el nacionalismo llegue a la gente más acomplejada, así es muy fácil agradar el oído a quienes no son nada en la vida.
    Empiezo a pensar que esa obsesión enfermiza de los nacionalistas de ampararse siempre en la tribu se deben a grandes inseguridades y a una baja auto-estima.

    Doctora Luisa Delgado.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...