Mercadona traerá su "cultura del esfuerzo" al País Vasco, la comunidad española con la cesta de la compra más cara

Actualización 10-12-2012. Mercadona podría instalarse en terrenos del complejo de Illumbe de San Sebastián Leer información íntegra


Para poder disfrutar de sus compras en Mercadona, los ciudadanos vascos se habían acostumbrado a viajar. Y mucho. Los vizcaínos se desplazaban a Cantabria, los alaveses a Miranda de Ebro y los guipuzcoanos, a Jaca. Pero estas excursiones de los consumidores de Euskadi a los supermercados más cercanos de Mercadona podrían acabar próximamente si se cumplen las previsiones del presidente de la compañía, Juan Roig, que ha aprovechado la presentación de la Memoria de su empresa correspondiente a 2011 para anunciar que el distribuidor abrirá dentro de unos meses su primer gran centro en la Comunidad de Navarra y que, un poco más adelante, lo hará en la Comunidad Autónoma vasca. Además, Mercadona prepara la apertura de una nueva gran superficie en Laredo.
Cuando llegue al País Vasco, Mercadona entrará en un mercado regional que, según la OCU, cuenta con los supermercados e hipermercados más caros de España. De hecho, la propia Organización de Consumidores esgrime como una de las razones de esta carestía, "la escasa presencia de centros de Alcampo y la ausencia de Mercadona".

Pero, a su llegada a Euskadi, Mercadona también habrá de enfrentarse a los anquilosamientos, a los frenos y las muecas reaccionarias de uno de los peores sectores comerciales de Europa. En este sentido, frases como las que suele pronunciar Juan Roig, "tenemos que pensar más en nuestras obligaciones y menos en nuestros derechos", pueden hacer saltar chipas en el comercio autóctono, donde tanto empresarios como trabajadores están atenzados a las costumbres de venta más rancias y a aplicar en sus negocios técnicas comerciales propias de hace medio siglo.
Mercadona, que en 2011 ha alcanzado los 70.000 trabajadores después de firmar 6.500 contratos más en lo más duro de la crisis, ha demostrado, según su presidente, que "trabajando mejor y más, y garantizando nuestro trabajo diario e incrementando nuestra productividad, se puede crecer". Y es que Juan Roig podía haberlo dicho más alto, pero no más claro: "La crisis aún va para largo si la productividad sigue muy por debajo del nivel de vida. Cada vez hay más bazares chinos en España porque practican la cultura del esfuerzo que nosotros no hacemos".

Memoria Mercado 2011. Documento íntegro

1 comentario:

  1. La exaltacion del modelo chino hecho por Juan Roiga la considero un error monumental. Sí a la cultura del esfuerzo, sí a la libre competencia, pero de ahi al "modelo chino", va un enorme trecho.

    Eso sí, bienvenido sea mercadona

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...