El PNV festeja su Aberri Eguna recordando el dolor provocado por los bombardeos que se realizaron “contra la población civil de nuestro Pueblo en el nombre de una España grande, libre e indivisible”

Discurso íntegro Iñigo Urkullu. Aberri Eguna 2012

En el manifiesto que ha hecho público con motivo de la celebración del Aberri Eguna 2012, el PNV se felicita por poder conmemorar esta fiesta “sin ningún tipo de violencia” y recuerda que durante estos días “se conmemoran aniversarios de dolor”. “Recordamos el horror de bombardeos indiscriminados contra la población civil de nuestro Pueblo en tiempos pasados. En el nombre de la España, grande, libre e indivisible se asesinó impunemente a una ciudadanía que sólo quería vivir en paz y libertad. Fueron agresiones inhumanas, execrables, imborrables para quienes han arrastrado su condición de víctimas durante decenios. Sin compasión ni resarcimiento por parte de quienes sometieron su régimen y dominación en aquellos actos de barbarie. Al día de hoy existen entre nosotras-os heridas abiertas de aquella etapa negra de represión, castigo y asesinato.
El partido de Iñigo Urkullu, sin nombrar en ningún momento a la banda terrorista ETA, también recuerda en su manifiesto que, en el nombre de Euskadi, “hubo quienes, años después, practicaron la violencia asesina e inhumana contra todo un universo de discrepancia al que identificaron como “enemigo”.
Tras denunciar la violencia de España y de ETA, el PNV también se permite conceder ahora carta de ciudadanía vasca a quienes en la década de os ochenta del pasado siglo “se habían acercado al país en busca de prosperidad y trabajo”. En este sentido, el manifiesto del Partido Nacionalista Vasco afirma que, en la época moderna, “han sido tres los hitos que han marcado nuestro horizonte como Pueblo”:
“El primero, a finales del siglo XIX cuando Sabino Arana supo identificar el principio de las nacionalidades en el devenir político de este Pueblo. La personalización de un sujeto poético, -de unos derechos nacionales, distintos a los que hasta entonces se hallaban establecidos-, puso en el guión, en el centro de la escena al Pueblo Vasco y al derecho de su ciudadanía por recobrar una soberanía que le era propia. No ha habido instante desde entonces, por diferentes que hayan sido las circunstancias y los protagonistas del momento, en el que la reclamación nacional del Pueblo Vasco no haya estado presente en nuestra agenda.”
“El segundo punto de inflexión que ha marcado el destino contemporáneo de la sociedad vascacabe datarlo en el decenio de los ochenta del pasado siglo. Euskadi era un proyecto político fundamentalmente de los nacionalistas que, por distintas razones, había sido asumido, sin convicción definitiva por colectivos que se incorporaron al país en la búsqueda de prosperidad y trabajo. Vascos de refugio que prosperaron y crecieron en este país sin más conciencia identitaria que la de compartir alegrías y desdichas con una sociedad que les acogió sin preguntar su origen ni destino. Llegaron a Euskadi buscando una oportunidad que les permitiera progresar al albur de la creciente industrialización. Su respeto, sacrificio y trabajo hizo que se ganaran, por méritos propios, un hueco en esta sociedad, que creció y salió adelante también gracias a su ímpetu.”
Pero las crisis industriales de los ochenta y primeros de los noventa, con la caída de los sectores estratégicos, llevó a este país a cotas de paro desconocidas hasta entonces. Muchos de aquellos vascos optaron por capitalizar sus despidos y dar por finalizada su experiencia migratoria, volviendo a sus orígenes para retomar un proyecto personal y familiar interrumpido. Sin embargo, una notable mayoría, decidió seguir adelante en esta tierra, que ya era suya. Euskadi se convirtió en su única expectativa de vida. La suya y la de sus hijos y nietos. Fue una decisión de arraigo. Definitiva, en la que miles de familias vincularon su porvenir y el de sus futuras generaciones al devenir de este país. Ellos construyeron una nueva sociedad vasca. Plural y diversa, que rompía el mito y el riesgo de ruptura de una Euskadi de dos comunidades. Simplemente vascos. Heterogéneos, poli-identitarios, pero “vascos” de presente y de futuro.
Hoy asistimos al tercer estadio de esa “revolución social”. Nadie es capaz –por fortuna- de discernir el comportamiento sociológico de quienes otrora fueran calificados como “los de aquí” o los “de allí”. La nuevasociedad vascase comporta sociológicamente en parámetros homologables a la de otras realidades modernas, desarrolladas. Sin estereotipos ni disfunciones grupales. Y es ahí, exactamente, donde estriba el nuevo desafío que alimenta el nuevo tiempo.
Existe una sociedad que cree en un país. Que se identifica con sus símbolos, con sus instituciones, con su vocación de autogobierno, con sus especificidades culturales. Una sociedad que confía y cree en Euskadi. Y que, al mismo tiempo, desea oportunidades de mejora en su calidad de vida. Mejoras en un entorno globalizado, en un escaparate abierto con el que debemos sintonizarnos en clave de progreso y de cambio.”

Leer íntegramente el manifiesto del PNV con motivo de la celebración del Aberri Eguna 2012


1 comentario:

  1. El bombardeo de Guernica constituye una de las mayores estafas propagandisticas de la historia.
    Es falso que fuera el primer ataque aéreo contra una población civil. El dudoso honor recae durante la Primera Guerra Mundial en Londres, bombardeada por dirigibles. Al final de la guerra con aviones fueron atacadas localidades alemanas, en algún caso con más de 350 muertos.
    El número de víctimas ha sido inflado, de un modo miserable por los nacionalistas. Vecinos 127 y unas docenas de fuera, parte de ellos militares de las tropas que estaban allí. Es decir nos encontramos con un volumen de víctimas similar a otros trágicos sucesos de la guerra civil, como Durango, Barcelona, Madrid o el bombardeo republicano de Cabra. Lo "único" difente fue la magnitud de la destrucción de viviendas, debido en parte a la fatalidad y a que la defensa civil que habían organizado los nacionalistas, como casi todo lo que hicieron estos en la guerra "aquel día, no tuvieron su día".
    Es decir, y lo ponemos en mayúsculas, para que quede clarito: EL BALANCE DE ETA HA SIDO EL EQUIVALENTE 4 BOMBARDEOS DE GUERNICA.

    Del resto documento, todo el bla, bla, se resume en un dato: al final el "progreso" que trae esta gentuza, se ejemplifica en el cambio de nombres de los colegios de Basauri. Así "defienden" a Euskadi, calificando de identidad ajena a la cultura en castellano, la cual "apenas" lleva allí desde que aparece como idioma diferenciado hace un milenio.
    Eso es lo que al final lo único que les interesa a los Ultranacionalistas del PNV.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...