El ayuntamiento del municipio guipuzcoano de Pasajes, en manos de Bildu, utiliza el mobiliario urbano para hacer propaganda de la ilegal Batasuna


El ayuntamiento de la localidad guipuzcoana de Pasajes, en manos de Bildu, ha decidido publicitar en el mobiliario urbano de esta localidad el logotipo de Batasuna, formación ilegalizada por su pertenencia al entramado de la banda terrorista ETA. 
La alcaldesa pasaitarra, Amaia Agirregabiria Alberdi, mantiene el municipio de Pasajes, uno de los territorios más depauperados del País Vasco, según datos del Ejecutuvo autónomo, como un gran laboratorio colectivo de iniciativas a favor de ETA. En este sentido, desde el consistorio se apoyan todo tipo de acciones a favor de los presos etarras, se subvencionan con dinero público actividades propagandísticas de la autodenominada "izquierda abertzale", se ceden los mejores locales municipales a los cachorros bilduetarras y se engalonan árboles, farolas, plazas y calles con todo tipo de cartelería filoterrorista.

Pasajes, que durante la segunda mitad del siglo XX fue, gracias a la llegada de cientos de emigrantes de diferentes puntos de España y a su puerto mercante y pesquero, uno de los municipios más pujantes del país, es hoy un territorio decrépito, envejecido, empobrecido, arrasado por la presión sociológica proetarra y ahora, además, con graves problemas de convivencia vecinal derivados de la llegada a la localidad de una fuerte corriente de inmigración musulmana.
Fue durante la década de los ochenta y noventa del pasado siglo cuando el pueblo de Pasajes que hoy adorna sus espacios públicos con la marca terrorista de Batasuna entró en barrena hacia el desastre. Gobernado durante ese tiempo por alcaldes de la entonces Herri Batasuna, o de diferentes marcas electorales de ésta, como Xabier Portugal (1987-1995) o Juan Karlos Alduntzin, hoy responsable de Medio Ambiente de la Diputación filoetarra de Martin Garitano, Pasajes se convirtió en uno de los principales puntos de Euskadi puestos al servicio de ETA. Bajo el control político de la organización terrortista, en esta población guipuzcoana se hicieron habituales los estallidos de violencia callejera, las agresiones a vecinos no nacionalistas, los ataques a ertzainas domiciliados en la villa, las amenazas a concejales opositores, la convocatoria de huelgas de todo tipo, la quema de entidades bancarias y la depauperación general del municipio hasta que éste quedó convertido en poco más que en un barrio marginal ahogado en inmundicias éticas, desvergüenzas políticas y basura real. 


2 comentarios:

  1. Algo normal: cunado una sociedad cae en el lodazal es muy difícil salir de ella. Lo escandaloso es que la autoridad pública naciona (delegado del gobierno, fiscalía, etc) miran para el otro lado. Vamos, que nos escupen y nos dicen que llueve.

    ResponderEliminar
  2. Vamos que toda la crisis industrial es culpa de Bildu ¿no?.
    Pues date una vuelta por la margen izquierda con alcaldes históricamente socialistas y me cuentas.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...