Sánchez Galán y Julio Medem humillan a las víctimas del terrorismo olvidándose de los seis trabajadores de Iberdrola asesinados por ETA en la película con la que repasan los “exitosos” cien años de la compañía

El presidente de Iberdrola avala un documental de la empresa escandalosamente manipulado

Ignacio Galán yJulio Medem

Recientemente, en un pomposo encuentro institucional que tuvo lugar en la bilbaína torre que lleva el nombre de la compañía, la eléctrica Iberdrola reunió a varios centenares de sus directivos de todo el mundo y aprovechó el encuentro para presentar un documental elaborado por el cineasta Julio Medem en el que éste repasa la historia centenaria de la empresa. En el cortometraje, el también realizador de “La pelota vasca” refleja “el impulso que supusieron las inversiones en centrales hidroeléctricas para el acceso a la educación, sanidad, formación y modernización de muchas comunidades rurales, y para el desarrollo de todo el país a través de la creación de empleo y riqueza.”. Pero lo que de un modo escandaloso y humillante para las víctimas del terrorismo no aparece en la película de Iberdrola y Julio Medem es el nombre, el recuerdo y la huella de los seis trabajadores de la hoy multinacional asesinados por la banda terrorista ETA entre 1978 y 1991.
Cuatro de estos profesionales murieron en la feroz y totalitaria campaña de presión que los asesinos impulsaron, a comienzos de los años ochenta del pasado siglo, en contra de la puesta en marcha por parte de Iberduero (empresa origen de la actual Iberdrola) de la central nuclear de Lemóniz. Dentro de esa bárbara oleada de atentados, el 17 de marzo de 1978, ETA colocó una potente bomba en lo que habría de ser el reactor de la central, causando la muerte de los trabajadores Alberto Negro y Andrés Guerra y provocando graves heridas a otros dos. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola y Julio Medem, el director de cine a sueldo de la compañía, no se acuerdan de sus nombres. Tampoco parecen recordar que el 13 de junio de 1979, ETA introdujo una segunda bomba en el interior de las obras de la central, causando loa muerte del operario Ángel Baños. El olvido de Ignacio Sánchez Galán y Julio Medem se extiende también al día 29 de enero de 1981, cuando un grupo de etarras secuestró y posteriormente asesinó al ingeniero jefe de la central nuclear, José María Ryan. Poco más de un año después, a las ocho de la mañana del 5 de mayo de 1982, los etarras asesinaron en el barrio bilbaíno de Begoña al ingeniero Ángel Pascual Múgica cuando éste se dirigía en su coche a las oficinas de de Iberduero, donde desempeñaba el cargo de director de proyectos de la central nuclear de Lemóniz en sustitución de José María Ryan.
Ignacio Sánchez Galán y Julio Medem también deben desconocer el nombre del niño Alberto Muñagorri, que el 26 de junio de 1982 quedó gravemente herido y amputado al dar una patada a un paquete bomba situado en la puerta de un almacén de Iberduero en Rentería. Ignacio Sánchez Galán y Julio Medem tampoco recuerdan acontecimientos dramáticos algo más cercanos en el tiempo. El 31 de enero de 1991, ETA asesinó a Francisco Díaz de Cerio, miembro de la Guardia Civil entre 1974 y 1980, cuando abandonó voluntariamente el Instituto Armado y entró a trabajar en Iberduero, donde realizaba la tarea de lectura de contadores en domicilios particulares.
La información proporcionada por la propia Iberdrola dice que el documental pergeñado por Julio Medem y avalado por Ignacio Sánchez Galán recoge, a través de los testimonios de hombres y mujeres que han contribuido al éxito de la compañía, “cómo Iberdrola ha desarrollado su modelo industrial de progreso generando entre sus empleados un ambiente familiar y fomentando los valores de compromiso, esfuerzo, lealtad, honradez y trabajo en equipo que caracterizan hoy al Grupo”. Lo que, al parecer, no quiere reconocer, recordar y homenajear Iberdrola es a los seis empleados que, literalmente, han dado su vida por el desarrollo y el progreso de esta empresa haciendo lo que mejor sabían hacer: su trabajo.

10 comentarios:

  1. Hombre, no conozco el documental, pero me pregunto, y el dichoso documental habla algo de los trabajadores que perdieron su vida en accidentes de trabajo en la compañía, (que seguro que fueron muchos mas que los cinco víctimas del terrorismo)... y eso no es una ofensa mayor al conjunto de la clase trabajadora?..., o hace referencia a los muchos que contrajeron enfermedades profesionales como la silicosis construyendo los túneles de las centrales?...
    Tiene usted una obsesión enfermiza que le hace focalizar todo en el terrorismo y pasar por alto mmuchos asuntos que causaron tanto o mas daño y sufrimiento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alucinante la falta de memoria histórica de este señor, la falta de sentido de la verdad, la incultura profunda que demuestra al parangonar un (desgraciado) accidente laboral con un terrible asesinato a manos de una banda de asesinos que lleva más de cuarenta años arrancando vidas en toda España. Obsesión enfermiza no creo, más bien solidaridad y afecto a quienes han sufrido el zarpazo de la injusticia salvaje y criminal de los etarras, cuyos crímenes algunos cobardemente minimizan. O quizás sí, obsesión enfermiza por haber sufrido DIRECTAMENTE el mal del ser humano en la propia piel. La ignorancia es muy peligrosa, Costadamorte. Y la cobardía más. Trabajas, quizás, Costadamorte, para la empresita de marras???? o es que sufres tú otra "obsesión enfermiza" con otro tipo de sufrimientos? La víctimas del terrorismo, como cualquier otro inocente, merecen todo nuestro respeto, nuestra admiración y, sobretodo, nuestro silencio si no vamos a hablar bien de ellas.

      Eliminar
  2. Echo en falta el nombre del ingeniero D.Angel Pascual Mújica.
    pongo enlace ampliatorio

    http://elpais.com/diario/1982/05/06/espana/389484004_850215.html

    A propósito del primer comentario, lo que me parece enfermizo es querer comparar un accidente laboral con un asesinato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mire, no necesariamente en general, pero si hablamos específicamente de la historia de una empresa, pueden ser muy comparables ambas cosas y algunas otras de las que tampoco se habla...
      Especificamente en el caso de Iberdrola los conflictos sociales derivados de la destrucción de pueblos enteros y el traslado de comunidades que vieron su habitat natural inundado por los embalses, caso muy notable el del desalojo de Riaño, (y los varios suicidios que ocasinó), o ahora la acción en Chile sobre las comunidades Mapuches en el alto Bio Bio, que también ha desatado violencia y costado algunas vidas...
      Insisto, estamos hablando de un documental de "publireportaje" de Iberdrola al que acusan de insensible por no hablar de los atentados de ETA, (relacionados con la central de Lemoniz), pues bien, no hablan de esos muertos ni de otros tan relacionados con la historia de la empresa...
      Les dejo un enlace que para su tranquilidad no creo que consideren filoetarra:
      http://www.galeon.com/marialor/riano5.htm

      Eliminar
  3. Un amigo me envía este mensaje. Creo que es muy importante.
    "Haga llegar a Euskadi Información Global por favor que los asesinados de Iberdrola son uno más.

    Angel Pascual Müjica sustituto de Ryan fue asesinado en Mayo de 1982 y supuso la paralización definitiva de Lemóniz."

    ResponderEliminar
  4. Al Anónimo anterior y a Pussy Cat. Muchas gracias por la puntualización. Lamento el error. Y muchas gracias también por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Raúl por la rápida respuesta.
    Al "Costadamorte" se le debió de quedar el chapapote mezclado en el cerebro. ¿Que tienen que ver los accidentes laborales, muy lamentables sí, con los asesinatos de Eta?
    Así hablan los batasunos dispuestos siempre a justificar esta barbarie.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a ti, Pussi Cat. Es tan curioso como demencial cómo los muchos "Costadamorte" que hay por ahí siguen repitiendo, como un mantra, los mismos argumentos indecentes que los proetarras han utilizado siempre: que ser víctima del terrorismo (si eres policía) es un riesgo laboral, que hay cosas mucho más tremendas que el terrorismo, que no hay que obsesionarse con un terrorismo de "baja intensidad"... en fin, las obscenidades de siempre. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Maki dice:

    No... Si Iberdrola está contenta, de pu... madre como diría aquel, encima la Central "abortada" se la estamos pagando con el canon (uno de muchos) que se llama moratoria nuclear.
    Un apartado de recuerdo a las Víctimas del Terrorismo no hubiese estado mal, ¡en fin..! Como ahora parece que estorban, la Empresa se apunta al carro del olvido... ¡Oño!, nosotros NO TENEMOS INTERESES DE OLIGOPOLIO y me quedo más a gusto reivindicando la memoria. Salú2.

    ResponderEliminar
  8. Una cosa es reivindicar la memoria, que está bien y es loable, y otra cosa es decir que Iberdrola "humilla" a las víctimas del terrorismo. Creo que debemos aprender a que el centro del mundo no está en ETA (en ninguna de sus vertientes)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...