El prestigioso semanario “The Economist” vapulea a Artur Mas y recuerda que “las causas directas de los problemas económicos de Cataluña son la recesión y la administración ruinosa de los gobiernos regionales anteriores”

La situación en Cataluña
Imagen: "The Economist"

La prensa internacional se ha hecho eco de la ola independentista que se está generando en Cataluña y, con más o menos matices, ha cargado con dureza contra Artur Mas y contra el empeño de éste por envolverse en banderas que siempre acaban convertidas en yugos totalitarios. Dos son, fundamentalmente, los medios de que critican con más rotundidad las ideas del presidente catalán: “The Economist” y “The New York Times”.
“The Economist” recuerda que “una transición tranquila para dividir a un país miembro de la UE requeriría cambios legislativos en Bruselas y en Madrid, que puede que nunca lleguen’, mientras  añade que “los gobiernos regionales, que gastan casi el 40% de los fondos públicos, ignoraron los objetivos de déficit del año pasado”. Y finaliza con una valoración rotunda y contundente: “Las causas directas de los problemas económicos de Cataluña son la recesión y la administración ruinosa de los gobiernos regionales anteriores. La independencia no cambia eso”.
Por su parte, Jonathan Blitzer, en “The New York Times”, establece que “los líderes regionales no tienen prisa por moderar los sentimientos secesionistas. Mas ha estado jugando con ellos hasta antes de la reunión con Rajoy para discutir sobre el pacto fiscal pendiente. Pero Mas debería ser más cuidadoso con no exagerar las expectativas populares. Cataluña se encuentra en una situación financiera difícil, y a pesar de la efervescencia de las manifestaciones populares, no está en condiciones de llevar la batuta.”  Y añade el rotativo norteamericano: “El malestar entre los catalanes es real y necesita ser tenido en cuenta. Pero Mas se arriesga forzando en exceso sus bazas con Rajoy. Ha insinuado, con deliberada ambigüedad, que si no se alcanza un acuerdo financiero se abriría el ‘camino a la libertad’ para Cataluña. Pero, para que Cataluña se separe de España, la Constitución debería ser modificada (lo que es poco probable) y la independencia de la región debería ser aprobada por un referendo entre todos los españoles, no solo los catalanes (lo que es también altamente improbable)."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...