3 de sept. de 2012

Hackers ligados al Gobierno chino entraron en los ordenadores del Consejo Europeo durante los días negros de la quiebra griega en 2011

Actualización (07-05-2013) El Pentágono de EEUU acusa directamente al Ejército de China de organizar "ciberataques"

Fotografía: Bloomberg Businessweek
Hace algunos meses, cuando Grecia comenzó su desmoronamiento económico y los líderes de la Unión Europea se conjuraron por primera vez para ayudar al país heleno lo más rápidamente posible, solamente un puñado de personas del Consejo de la UE conocía que el apoyo que iba a recibir este país iba a traducirse en una inyección inmediata de más de 1.000 millones de euros. Esta información, entonces de máximo secreto, era conocida también, casi instantáneamente, por el Gobierno chino.

Un alto funcionario vasco que lleva trabajando varios años en la sede del Consejo en Bruselas ha confirmado a Euskadi Información Global que esta institución comunitaria se encuentra sumamente preocupada por el alto nivel de penetración que un grupo de hackers denominado Byzantine Candor, también conocido en el mundo de la seguridad informática como Comment Group, ha alcanzado en las computadoras de la institución europea que reúne a los ministros y representantes de los 27 países que forman parte de la UE.
De hecho, durante casi dos semanas del mes de julio de 2011, los piratas de Byzantine Candor, que según un cable del Departamento de Estado norteamericano fechado en 2008, y revelado por WikiLeaks, mantienen constante conexión con altos dirigentes de Pekín, entraron en el sistema informático del Consejo Europeo en varias ocasiones. Una vez en el interior de la red, accedieron a los correos electrónicos de algunos de los funcionarios más importantes de esta institución e incluso, el día 18 de ese mes, accedieron a la carpeta de e-mails de su presidente, Herman Van Rompuy, una persona clave en ese momento a la hora de tomar decisiones en una Europa azotada por la más grave crisis económica y financiera padecida en los últimos cincuenta años.
Los saboteadores tardaron solamente 14 minutos en acceder a esta información.
La revista Bloomberg Businessweek ha revelado recientemente que, alarmado por una situación que ataca a los pilares estratégicos de la UE, el Consejo de Europa contrató los servicios de una de las principales empresas de seguridad informática del mundo, cuyos investigadores, tras varias semanas de trabajo y aprovechando una vulnerabilidad existente en los códigos maliciosos de los piratas, lograron controlar parte de las iniciativas de éstos, creando un auténtico diario de sesiones de la actividad hacker.
Los registros obtenidos por los investigadores en los ordenadores del Consejo ponen al descubierto que los especialistas de Byzantine Candor se encuentran altamente especializados y que probablemente forman parte de la vanguardia de la piratería informática china. Richard Falkenrath, que fue consejero delegado de Seguridad Nacional en el Gobierno de George W. Bush, explica que el Comment Group “no hace esto por diversión sino porque la información que obtiene encierra un alto valor y es estratégicamente negociable”.
Mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores de Pekín rechaza las acusaciones que recibe de tener a grupos de hackers trabajando a su servicio y muestra su disposición a desarrollar entre sus ciudadanos “normas de comportamiento aceptables en relación a la información económica y empresarial y a la propiedad intelectual”, los piratas continúan ampliando sus objetivos. De hecho, lo que comenzó siendo un conjunto de ataques más o menos coordinados a entidades militares de Estados Unidos, a contratistas de seguridad de este país o a grandes empresas como Google, Morgan Stanley o ExxonMobil, ha llegado al corazón de la Unión Europea, a las más prestigiosas corporaciones internacionales de abogados, a jueces de diferentes países y a varias plantas de energía nuclear.
Un investigador de la prestigiosa firma de seguridad FireEye estima que este colectivo de hackers con origen en China ha “entrado” en más de un millar de organizaciones de todo el mundo desde el año 2010. "Lo que la opinión pública escucha, generalmente, sobre los piratas informáticos, es que éstos han comprometido unos cuantos millares de tarjetas de crédito, que han quebrado la seguridad de la red LinKedin o que se han hecho con millones de datos de consumidores. Pero esto es la información desclasificada, la punta del iceberg”, explica Shawn Henry, un antiguo director ejecutivo de la división del FBI dedicada al cibercrimen. “Yo he visto la base de ese iceberg como desde un submarino, y puedo decir que se trata del mayor robo que se ha cometido nunca en Estados Unidos y en el resto del mundo”.
Documentos complementarios






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...