"Nuestro país ha llegado a una profunda degradación moral en estos oscuros años"

Más compasión con los malhechores que con las víctimas
Alfredo Tamayo Ayestarán

Esto es lo que da a entender esta multitud de miles de ciudadanos vascos que claman en las calles por la liberación de un preso enfermo terminal de cáncer. Uno de aquellos que mantuvieron a José Antonio Ortega Lara durante año y medio en un zulo-sepultura y que más tarde detenido y llevado ante los jueces no mostró el más mínimo arrepentimiento por su conducta inhumana.
Los que ahora se manifiestan y exigen su liberación pertenecen muchos de ellos a ese sector de población que en ningún momento condenó el cruel secuestro bajo tierra del señor Ortega Lara. Todo un signo de la profunda degradación moral a la que ha llegado nuestro país en estos oscuros años. Yo, por mi parte, no quisiera incidir en una actitud de crueldad y si es cierta su situación de enfermo terminal pediría la liberación para este hombre enfermo de muerte y que acabara sus días en el seno de su propia familia, objeto de una compasión que él no mostró frente a su víctima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...