El PP veta la participación de la principal organización de víctimas del País Vasco en unas jornadas dedicadas a analizar el final de la banda terrorista ETA

Carlos Urquijo

Al Partido Popular no le gusta la línea seguida por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (COVITE) en su permanente reclamación de memoria, verdad y justicia para todos los afectados por la violencia etarra. De hecho, las relaciones entre el partido en el Gobierno y la principal agrupación de víctimas del terrorismo de Euskadi se encuentran tan deterioradas que Carlos Urquijo, delegado del Ejecutivo en el País Vasco, ha excluido a Covite de las jornadas que, bajo el título “El final de ETA: un relato con memoria”, organiza en Vitoria. Por el contrario, la Delegación del Gobierno sí ha invitado a esta serie de conferencias y mesas redondas a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la Fundación Miguel Ángel Blanco, Dignidad y Justicia, y a la directora de la Oficina de Atención a Víctimas del Ministerio del Interior, Sonia Ramos.

En opinión de Covite, resulta curioso que se constituya una mesa de víctimas para hablar de la memoria en el País Vasco, y el PP olvide invitar a la misma a la asociación vasca más representativa y mayoritaria. En este sentido, Covite recuerda al Gobierno de Mariano Rajoy que “seguirá siendo libre en el ejercicio de sus actuaciones, le gusten o no. Nuestra constitución en el año 1998 en época de tregua, no se produjo precisamente para contentar a los gobiernos de turno, sino para representarnos a nosotros mismos, para reclamar Justicia, y para exigir la verdad de todo lo que ha ocurrido en la historia mas reciente de este país, siéndonos indiferente el color político de quienes nos gobiernen”.
El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco explica que “estamos acostumbrados a realizar nuestro trabajo en situaciones adversas, ya que no es lo mismo trabajar y representar a un colectivo de víctimas como el nuestro desde Euskadi, que hacerlo desde cualquier otro punto de España. Pero parece que a la política de exclusión a la que nos han tenido acostumbrados los sucesivos gobiernos vascos, ahora se apunta el Gobierno de la nación”.
En un comunicado, Covite recuerda también que, “por la memoria de nuestros familiares”, quiere que la gestión del final de ETA se lleve a cabo “con vencedores y vencidos”. “No puede haber final sin Justicia, recordamos que existen a día de hoy 326 atentados mortales de ETA sin esclarecer. ¡Para cuándo medidas de este Gobierno encaminadas a paliar esta gran herida en el Estado de Derecho de este país!”.

- Publicidad -


1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...