26/11/2012

La Agencia Tributaria desmantela en Durango una trama de contrabando de máquina-herramienta destinada al programa nuclear de Irán



Detalle de la operación 'Kakum'
EIG. Redacción. Vitoria.
La Agencia Tributaria ha desmantelado una red de contrabando que desde una empresa de Durango envió maquinaria destinada al programa nuclear de Irán, violando el embargo decretado contra esta república islámica por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Los responsables de la trama se podrían enfrentar a penas de prisión por delito de contrabando y multas de hasta seis millones de euros, debido a que el valor de la maquinaria enviada es de 955.000 euros y la sanción por este tipo de delitos es de hasta el séxtuplo de la mercancía exportada. El pasado mes de mayo, en Euskadi Información Global ya publicamos una completa información en la que revelábamos que diferentes organismos de Europa y Estados Unidos se encontraban investigando a empresas vascas de máquina-herramienta por su implicación en el envío de material de doble uso a Irán.

La empresa exportadora, una sociedad domiciliada en Durango, realizaba el envío de maquinaria prohibido por la ONU utilizando una empresa tapadera de Estambul. El destino final del material era el programa de proliferación nuclear de la república iraní.
La operación, bautizada como Kakum, tuvo una primera fase a primeros de año cuando la Agencia Tributaria detectó actividades sospechosas por parte de una empresa de Durango, de la que no se ha facilitado el nombre.
Las autoridades competentes habían denegado a la empresa en septiembre de 2009 la licencia de exportación a Irán de siete maquinas para la fabricación de hélices de turbinas utilizadas en plantas de generación de energía, por considerarse susceptible de utilización en el programa nuclear iraní.
Según la Agencia Tributaria, para solventar la denegación de la autorización diseñaron, en connivencia con una empresa iraní, una estrategia para eludir los controles aduaneros de exportación y enviar de contrabando la maquinaria a Irán. Para ello, utilizaron una empresa intermediaria que la sociedad iraní compradora había creado en Turquía con fines meramente instrumentales.
De esta forma, la empresa española informaba a la aduana española de que el destino de la maquinaría era Estambul, en lugar de Irán. "Sin embargo, la realidad era otra, dado que la mercancía, una vez llegaba a Estambul, era enviada inmediatamente a Teherán, su verdadero destino", según la Agencia Tributaria.
El pasado 13 de noviembre se llevó a cabo la segunda fase de la operación Kakum en la que, con autorización judicial, funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y expertos informáticos registraron las instalaciones de la empresa. En la operación se intervino abundante documentación y material informático, que es estudiado por expertos de la Agencia Tributaria.
La trama implicada ha vulnerado las leyes españolas sobre control del comercio exterior de material de defensa y de doble uso, así como la normativa comunitaria en la materia. También habría vulnerado los compromisos internacionales adquiridos por España para el fomento de la paz, la estabilidad o la seguridad en el ámbito mundial y regional y los intereses generales de la defensa nacional o de la política exterior del Estado.
Según la Agencia Tributaria, la empresa española ha incumplido asimismo la normativa contra la proliferación de armas de destrucción masiva, que exige de los Estados y de las empresas con capacidad para exportar productos o tecnologías impedir el suministro de sistemas de armas y de productos susceptibles de ser utilizados en programas nucleares y de misiles. 

Información complementaria

Europa y Estados Unidos vigilan las exportaciones vascas de máquina-herramienta a Irán por el riesgo de que este país haga un uso militar de las mismas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...