El 40% de los jóvenes vascos dice no saber si las acciones de ETA han sido positivas o negativas para Euskadi

La juventud vasca aceptaría como vecino igual a un etarra que a un amenazado por la banda terrorista, una igualdad que supone una "quiebra moral", como la ha definido el director de Prospecciones Sociológicas del Gobierno vasco, el sociólogo Víctor Urrutia. El dato forma parte del informe "Retratos de juventud", elaborado a partir de 3.626 entrevistas realizadas a finales del pasado mes de septiembre.

Urrutia ha explicado que, con respecto a 2011, no aparecen cambios significativos de la opinión contraria de la juventud vasca respecto a ETA: el 60% piensa que las acciones de ETA no fueron buenas para Euskadi ni justifica los actos terroristas, hay otro 34% que no sabe no contesta o no está ni de acuerdo ni en desacuerdo y sólo un 6% que cree que las acciones de ETA fueron buenas.
También siete de cada diez piensan que hay que apoyar las víctimas del terrorismo.
El cambio más importante se ha producido respecto a tener como vecinos a miembros de ETA o amenazados por la banda. A un 42% no les gustaría tener como vecinos a etarras y a un 40% a amenazados por ETA, unas cifras que han bajado catorce puntos, es decir, serían hoy más aceptados como vecinos que antes. Este dato de que persiste la equidistancia entre estos dos colectivos es el que ha destacado Urrutia, ya que tendrían el mismo grado de aceptación como vecinos los etarras que los amenazados, una igualdad que supone "una quiebra ética", como la ha definido Urrutia.
Por otra parte, sobre el estatus político del País Vasco, la mayoría de las respuestas es "no sabe no contesta" (el 28%), un poco por encima del 27% de jóvenes que creen que debería plantearse la independencia.
La tercera respuesta es que el Estatuto actual ofrece suficientes posibilidades de autogobierno (14%), seguida de que el Estatuto está bien pero debe completarse (el 12%), que el Estatuto debería reformarse con más autogobierno (el 12%) y que Euskadi debería ser un Estado dentro de una España federal (un 6%).
Euskadi en crisis
La crisis ha desplomado las expectativas de futuro de la juventud vasca: hace dos años, el 64% de los jóvenes vascos pensaba que su futuro iba a ser mejor, hoy, esa cifra ha bajado 21 puntos, de manera que sólo el 43% cree que el futuro tendrá mejor cariz.
A pesar de ello Urrutia ha explicado que la juventud sigue siendo optimista sobre su futuro. "Si a esa edad no eres optimista, ¿cuándo vas a serlo?" ha reflexionado el sociólogo.
De hecho, la edad es un factor relevante en el grado de optimismo: el 84% de los adolescentes entre 15 y 17 años está satisfecho con su situación, pero la cifra va bajando a medida que se pregunta a más a mayores, y se queda en el 51% de satisfechos entre los 25 y los 29 años.
La crisis también se nota en que los problemas relacionados con el mercado de trabajo y los económicos centran sus preocupaciones más que en años anteriores.
Uno de los reflejos del descontento es que ha aumentado la participación en huelgas y manifestaciones autorizadas: un 42% de los jóvenes ha hecho huelga algún día en el ultimo año.
La familia y la formación son las dos cuestiones a las que les dan más importancia, por encima de tener éxito en el trabajo o ganar dinero.
Respecto a los valores sociales, las posturas más abiertas son hacia el matrimonio homosexual o al aborto libre y voluntario, así como ayudar a morir a un enfermo incurable si lo solicita.
En cambio, rechazan -un 90%- ser infiel a la pareja y están divididos a partir iguales a favor y en contra de fumar porros.
Sobre la enseñanza religiosa en las escuelas, un asunto de actualidad con la reforma educativa, el 51% tiene una postura contraria a la misma.
También ha aumentado la tolerancia respecto a las minorías: cada vez hay más jóvenes que aceptarían tener como vecinos a inmigrantes, gitanos o prostitutas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...