(...) "Ni Franco ni Carrero tenían en mente la perpetuación del régimen más allá de la vida del primero. Ninguno de los dos negaba que el franquismo tuviera los días contados. (...)

XXXIX aniversario
Nuevas revelaciones sobre el asesinato de Carrero Blanco (II)
"Lo que sé de mi abuelo"
  J. E. Carrero-Blanco Martínez-Hombre


Aprovechando el XXXIX aniversario del asesinato de Luis Carrero Blanco, como nieto suyo que soy, quiero desmentir la tesis de que si no lo hubieran matado no se habría realizado la Transición. Y tengo que hacerlo porque no es la primera vez que gente me lo comenta.
Para sacar la conclusión correcta, hay que tener en cuenta los siguientes hechos:
1º Su Majestad el Rey, cuando era Príncipe de España, juró como sucesor de Franco a título de Rey, es decir, le iba a sustituir en la jefatura del Estado con todos los poderes que tenía el cargo.
2º Luis Carrero fue la persona que apostó por Don Juan Carlos como sucesor de Franco, ya que él no sólo era de familia monárquica sino que era profundamente monárquico y uno de sus sueños era poder ver la restauración de la Monarquía.
3º Tenía decidido poner el cargo a disposición del Rey en el mismo día de su entronización. De hecho, le había entregado al Almirante había entregado al Príncipe de España una carta de dimisión sin fecha tras ser nombrado presidente del Gobierno.
4º Ni Franco ni Carrero tenían en mente la perpetuación del régimen más allá de la vida el primero. Ninguno de los dos negaba que el franquismo tuviera los días contados. Era cuestión de tiempo. Por eso planeaban una transición a la democracia en la que el PCE no estuviera. El enemigo del franquismo era el Partido Comunista no el Partido Socialista. Alguno como Antón Saavedra, en su libro “El secuestro del socialismo”, denunció que el PSOE estaba apoyado el franquismo para evitar que los comunistas se hicieran con el control del país. También denunció que el Secretario General del SOMA-FIA-UGT, José Ángel Fernández Villa, trabajaba como infiltrado para los grises.
También hay que contar que el que iba a ostentar la Jefatura de Estado es el que actualmente ocupa dicho cargo. Por lo que la última palabra la tenía el entonces sucesor de Franco, Don Juan Carlos.
5º Por eso no es de extrañar que, en la entrevista del General Vernon A. Walters con Franco en 1971, éste dijera: “El Príncipe de España será el futuro rey y traerá la democracia que ustedes quieren y de la que desconfío; mi legado es la nueva y extensa clase media creada por el régimen y que, con el amparo del Ejército, hará posible una transición pacífica a esa democracia”. Hasta miembros de la oposición al régimen sabían lo que iba a ocurrir, por eso tenemos unas declaraciones de Lidia Falcón, una destacada miembro del PCE, que ha escrito que: “La Transición política estaba prevista y pactada... que hubiera continuado con una dictadura en España en los años setenta y tantos era impensable... ni era el proyecto que tenía el Departamento de EE.UU."
Con estos datos es imposible llegar a la conclusión de que el sucesor de Franco iba a ser Carrero o que el franquismo habría continuado en la figura del Almirante, por mucho que lo diga un historiador o profesor o catedrático de Historia, que, en estos últimos casos, lo que habría que sentenciar es que o son negligentes como profesionales o actúan de mala fe.
Para concluir, para lo único que ha servido el atentado es para que ETA cogiese un protagonismo que antes no tenía. Lo que ocurrió hace 34 años supuso un punto de inflexión en la actividad terrorista de dicha organización. El atentado supuso un espaldarazo a las pretensiones etarras y por eso nuestra sociedad ha tenido que soportar tantos y tantos muertos ocurridos posteriormente.

3 comentarios:

  1. Es completamente cierto lo que cuenta este familiar de Carrero Blanco. Respecto lo del veto al PCE habría que matizarlo un poco, porque según miembros de los servicios secretos autorizó los contactos con el "moderado" Tamames, pero con nadie más.

    Hay otro factor que no se ha tenido en cuenta. En la práctica, a partir de 1969 el Movimiento, es decir, el partido único, es desactivado, desaparece del mapa abandonando la lucha ideológica. Esto lo denuncia indignado, un carlista, Rafael Cambra en su prólogo a la segunda edición de "La primera guerra civil de España" en 1972.
    El hecho que señala el autor del artículo de que EE.UU. tuviera conocimiento directo de los planes del Rey y el propio Franco de una transición también descarta a la CIA como motor de los planes. Otra historia es que como valorase una desaparición de Carrero y ahí, tal como consta en los archivos de la agencia, podían ver con más satisfacción a un Díaz Alegría, pero está claro eso no era suficiente para lanzarse a organizar algo así.
    Si nos atenemos quien le sucede, alguien por cierto con un perfil aun menos aperturista que Carrero Blanco y por supuesto, menos íntegro en materia de corrupciones, podemos suponer por donde venían los tiros.
    Lo que está claro que ETA "sacó petróleo" de una acción en la que para nada esta claro su papel. Lo que está claro es que carecía de la menor cualificación técnica, sin ninguna experiencia en la activación de bombas a distancia, sin detonadores adecuados y habiéndolo fiado todo en la infraestructura de Madrid a una persona que cuando fue detenida contó con un sorprendente trato de favor por parte del Régimen.
    Y ahí los tenemos por un lado riéndose literalmente de los muertos en ese crimen ("Y voló, voló...") y orgullosos de algo que a la postre era literalmente imposible que hubieran hecho solos. Alguna vez habrá que dejar claro que pasó.

    ResponderEliminar
  2. Uf, menudo lio....
    que me aclaren:
    ¿Si Carrero no iba a perpetuar el Régimen del 18 de julio, para qué esas manos negras que, se dice, guiaron a Eta querían quitarlo de en medio?

    Por ejemplo: se menciona mucho a la CIA: si sabía que el hasta Franco era poco menos que antifranquista, lo mismo que Carrero, y que ambos promovían una estupenda democracia con el Rey a la cabeza, para que se meten en el lio de asesinarlo?

    Si el objetivo es destacar las bondades del Régimen, y del propio Carrero, y subrayar que ETA solo fue un pelele invitado, la contradiccón del argumento está en su mismo seno: ¿si no era obstaculo para la transición a quien le interesaba eliminarlo?

    ResponderEliminar
  3. Anonimo:
    En el libro "Todos quieren matar a Franco" se explica como el "Régimen del 18 de julio" está fragmentado en multiples familias, no muy bien avenidas. Todas admiten el liderazgo del general, pero ya en 1970 da muestras de degeneración física. Carrero tiene mucho poder, es el delfín de Franco. Además ha creado un grupo de "espías" el CESED que oficialmente lucha contra la subversión, pero en la práctica se dedica a tender puentes a la oposición (lea "Espía en el País Vasco"). Sin embargo no tiene ningún grupo de poder detras. Las distintas familias aspiran a "liquidarlo" para ocupar su lugar. Todos creen que ellos lo lograran y todos tienen el mismo enemigo a corto plazo.

    Le recuerdo que el plan original es "liquidarlo políticamente" mediante el secuestro por parte de ETA. Un secuestro, independientemente de que por su libertad se soltaran presos o viniera de una "milagrosa" operación policial supondría su fin político. Su ascenso a Presidente del Gobierno impide su secuestro al gozar de una fuerte escolta. Y una vez que llega al cargo Carrero comete otro "error": inicia una intensa campaña contra la corrupción en la Administración. Demasiados callos de unos y otros está pisando.

    Lo de la CIA estoy de acuerdo con usted: por ningún lado se han encontrado rastros de americano alguno. Es lo que hay.

    Finalmente tras el contundente testimonio de Zumalde, unido a los de Aguado y otros miembros de la policía y servicios secretos, queda claro que el papel de ETA sólo fue el de un "pelele invitado." Esa es la realidad. Sólos jamás hubieran podido hacer nada y no hay más que ver el listado de acciones realizadas hasta el momento para constatar su incapacidad para realizar una operación de este tipo. En esto la unanimidad entre los políticos es absoluta y total,más allá de que no lleven hasta sus últimas consecuencias sus argumentos. Y esto no deja nada bien ni al Régimen ni a ETA.

    Finalmente respondo a la pregunta final. Lo que se ventilaba era quien iba a pilotar la Transición y todos aspiraban a ser ellos y no estaban dispuestos a dejarlo en manos de una persona como Carrero, que carecía de equipo y respaldo político fuerte más allá de la simple voluntad de Franco y encima se pone a "tocar las narices" de unos y otros.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...