Patxi López abandona el Gobierno vasco y los socialistas de Jesús Eguiguren se quedan en Euskadi con la menor cuota de poder que han tenido desde el inicio de la Transición

Jesús Eguiguren, presidente del PSE
El PSE-EE de Jesús Eguiguiren se ha quedado con la menor cota de poder institucional que ha tenido en su historia después de la salida de Patxi López del Gobierno vasco, ya que sólo gobernará en ocho municipios de Euskadi, de los que el más importante es Baracaldo (Vizcaya).

Tras conseguir en 2009 el hito de convertir a Patxi López en el primer lehendakari socialista tras unas elecciones -Ramón Rubial presidió el Consejo General vasco, el gobierno preautonómico integrado por todos los partidos-, ahora los socialistas afrontan otro hito no menos importante: el de mantener su tradicional influencia con un mínimo de poder institucional. De hecho, el PSE-EE se convierte en el único de los cuatro grandes partidos vascos que no dirige ninguna institución importante.
El PNV gestiona el Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao; Bildu dirige la Diputación de Gipuzkoa y el consistorio donostiarra, y el PP tiene la Diputación alavesa y el Ayuntamiento de Vitoria.
Los socialistas, en cambio, gestionan los ayuntamientos vizcaínos de Baracaldo, Portugalete y Ermua; los guipuzcoanos de Irún, Eibar y Zumarraga y los alaveses de Iruña de Oca y Ribera Baja, que suman una población de unos 270.000 ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...