La dirección de Fagor afirma que no tiene ningún dato de cuántos ciudadanos han adquirido las aportaciones subordinadas emitidas por la cooperativa

EIG. Redacción. San Sebastián.  Un portavoz autorizado de la cooperativa vasca Fagor, integrada en MCC, ha declarado a Euskadi Información Global que los órganos de dirección de la empresa de electrodomésticos "no tienen ningún dato" de cuántos ciudadanos de Euskadi, o del resto de España, han adquirido las aportaciones subordinadas de la empresa lanzadas en 2004 y 2006. “La normativa vigente nos impide acceder a esta información”, reitera el fabricante de Mondragón, para cuyos responsables “solamente las entidades financieras que comercializaron estas aportaciones podrán tener un dato aproximado de cuántas personas, y en qué cantidad, adquirieron los productos”.

Hay que recordar que, en sus emisiones de 2004 y 2006, Fagor emitió aportaciones por un valor total de 185 millones de euros (60 millones en 2004 y 125 millones en 2006). Las estimaciones de los expertos señalan que teniendo en cuenta que, por término medio, los compradores invirtieron en estas aportaciones alrededor de 20.000 euros, serían casi 8.500 las personas que habrían adquirido estos productos financieros.
Lo más llamativo de la rotunda afirmación de la dirección de Fagor es que contrasta radicalmente con las explicaciones que desde entidades como Caja Laboral, comercializadoras de estas aportaciones, se están ofreciendo a los miles de afectados por un producto financiero que ha perdido casi el 60% de su valor, a pesar de que, en un gran número de casos, se comercializó como si se tratara de un depósito a plazo que garantizaba en todo momento la inversión inicial. Gestores de cuentas de las entidades financieras implicadas, asesores comerciales y directores de oficinas están invitando a los poseedores de aportaciones financieras subordinadas de Fagor a que realicen sus reclamaciones y sus protestas en las oficinas de esta empresa, ya que, según bancos y cajas, es la cooperativa la que tiene que dar explicaciones a quienes han adquirido sus aportaciones.
Hay que recordar que, tal y como venimos informando desde hace varios meses, varias entidades financieras, entre las que destaca Caja Laboral, entidad también integrada en el Grupo Mondragón (MCC), vendieron a pequeños ahorradores vascos, pero también de otros lugares de España, aportaciones financieras de Fagor y Eroski (empresas cooperativas de MCC) asegurando a sus clientes que su capital inicial siempre estaría garantizado, a pesar de que la realidad era muy diferente. Este producto financiero es de alto riesgo, se contrata a perpetuidad, no puede ser reembolsado y, actualmente, miles de adquirientes de estas acciones preferentes ven cómo han perdido prácticamente todo o casi todo su dinero.

Toda la información sobre las aportaciones financieras subordinadas de Eroski y Fagor

E-books Euskadi Información Global ¡No te los pierdas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...